Libros de ayer y de hoy…

Este fin de semana me he vuelto a leer un libro que tenía pendiente desde hace tiempo. El libro es el de Momo, de Michael Ende, seguro que el que más y el que menos se lo ha leído alguna vez en su infancia…
Yo recomendaba su lectura, no sólo por los recuerdos que tenía, sino también porque es un libro que cada vez que lo lees, cada persona le da una lectura y una interpretación diferente.
Es un libro, que, cuando lo terminas, te da la sensación que habla del tiempo y de la presión que sentimos por “ahorrar tiempo”, sin embargo, es un libro que va más allá, que habla del valor de la amistad, del valor por saborear cada momento, de la percepción que tenemos del tiempo y que sobre todo “Porque el tiempo es vida. Y la vida reside en el corazón“.
Uno de los trocitos más bonitos e interesantes es la conversación que tiene Momo con el Maestro Hora:

¿qué “es” el tiempo, de verdad? —Si acabas de descubrirlo tú misma —le contestó el maestro “Hora”. —No —dijo Momo—, quiero decir el tiempo mismo. Tiene que ser una cosa u otra. Existe. ¿Qué es en realidad? —Sería bonito —contestó el maestro “Hora”— que también a esto pudieras contestar tú misma.

Momo reflexionó largo rato.

Está ahí —dijo, hundida en sus pensamientos—, eso es seguro. Pero no se le puede tocar. Ni retener. ¿Acaso sea algo parecido a un olor? Pero también es algo que siempre pasa. Así que tiene que venir de algún lugar. ¿Acaso es algo así como el viento? O no. Ya lo sé. Quizá sea una especie de música que no se oye porque suena siempre. Aunque creo que ya la he oído alguna vez, muy bajito.

Es interesante el ver como nos podemos identificar con los diferentes personajes de la novela, y de cómo nos influyen los pensamientos automáticos, negativos o positivos, que se pueden representar por los hombres grises o por el maestro Hora, respectivamente; aunque claro, esto no deja de ser mi interpretación del libro… yo os invito a leerlo y os animo a que saquéis vuestras propias conclusiones.

2 pensamientos en “Libros de ayer y de hoy…

  1. En una ocasión me regalaron este libro… fue unos de los regalos más impresionantes que me han hecho en esta vida, no porque sea el regalo de una persona esencial en mi vida, o porque la edición que me regaló era única, si no por lo que significaba para esa persona, lo que significó que me lo regalara.

    Por los avatares de esta vida, empecé a leerlo y lo dejé la lectura a medias (más bien al principio) no era el momento… sin embargo ahora creo que es el momento más adecuado de continuar. Gracias por presentarmelo de nuevo Rut.
    Puede que sea casualidad o no, pero libros como Momo o el Principito dejan un antes y después en las personas, no solo por su lectura en sí, sino porque llegan de una forma “mágica” en nuestras vidas y dejan una gran huella en nuestro interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s