Buscar primero entender para luego ser entendido. 14/365

Bueno, aprovechando que mi fotografía 14/365 es el Palo Indio… me parece muy interesante recordar el concepto de escucha empática y recordar la leyenda del famoso palico.

Para empezar, la escucha empática es la única que permite coger aire psicológico, y esto, realmente ¿qué significa? seguramente todos nos sentiremos identificados si pongo el siguiente ejemplo: cuántas veces, cuando hemos estado contando algo a alguien, bien sea compañer@ de trabajo, amig@, pareja, familia, etc… y no nos sentimos entendidos es como si nos faltara el aire, comenzamos a desesperarnos y empezamos a, o bien a hablar atropelladamente porque nos enfurecemos al ver que no somos comprendidos, o bien desconectamos de la conversación y nos resignamos porque no nos han entendido.

El caso es que cuando nos sentimos comprendidos, cuando sentimos que hemos conectado con nuestro interlocutor y éste refleja lo que hemos dicho y cómo nos hemos sentido, es entonces cuando sentimos un alivio en nuestro interior que se refleja rápidamente en nuestro rostro y en nuestra cabeza. De hecho, es como si literalmente nos “quitaran un peso de encima”. Eso es coger aire psicológico.

En la mayor parte de las ocasiones en las que conversamos sobre un tema que preocupa a nuestro interlocutor, tendemos a realizar preguntas autobiográficas más que poner en práctica la escucha empática, nos gusta aconsejar, indagar, interpretar o evaluar (los 4 estilos de respuesta autobiográfica) … y nos pone en una posición perceptiva más de juez que de escucha empática. Normalmente trabajamos desde el paradigma inefectivo que supone escuchar con la intención de responder.

La leyenda del Palo Indio, versa de una tribu que utiliza el palo indio en sus consejos o reuniones para precisamente conseguir que la persona que expone su problema en primer lugar, sea la que posea el Palo y sólo esa persona pueda hablar, el resto escuchan y le facilitan su feedback. Cuando termina entrega el Palo Indio a la persona con la que se haya sentido comprendida y es entonces cuando esa persona podrá hablar del tema en concreto.

Hay que empezar a ser conscientes de que lo importante que es en cualquier situación comprender el mapa que envuelve todo, y si nos limitamos a verlo desde nuestro punto de vista, nos perdemos información y por tanto tenemos una versión sesgada de la realidad. “Mi mapa no es el mundo”. Hemos de cambiar nuestros paradigmas y comenzar a escuchar, pero de verdad, seguramente nos vendría bien empezar a repartir Palos Indios a diestro y siniestro para empezar.

4 pensamientos en “Buscar primero entender para luego ser entendido. 14/365

  1. El palo indio desde luego es una razonable técnica que modera las intervenciones y permite el debate, tras la reflexión. Una sencilla versión de los ´59 segundos televisivos. Hablando de tv, quizá a alguno le iría bien otro palo, pero el del Tío de la Vara
    …pienso
    🙂

  2. jajajajajjaa nunca había pensado en el paralelismo de los 59 segundos y menos aun en el Tio de la vara…. pero no me parece mal, jajajjaaa y aplicar algo así como… “si no me siento comprendido, tienes tres intentos, de lo contrario te daré con el Palo en la cabeza” jajajajaja 🙂

  3. Muy bueno!!! Me gusta mucho la psicología y no veas lo que aprendo con tu blog. Gracias!!!

    Es cierto eso de que a veces lo que hacemos es “escuchar con intención de responder”… cuando realmente lo que se necesita no es una respuesta sino simplemente ser escuchados y comprendidos.

    No conocía el concepto de coger “aire psicológico” y me ha encantado!

    Un besote!!!

  4. Hola Maritere!!, Muchisimas gracias por tu comentario y me alegra mucho que te haya gustado el post.

    La verdad es que no todo el mundo habla para ser escuchado y comprendido… lo curioso es que existe una diferencia entre sexos en ese sentido (entiendase como una generalidad y como tal existen excepciones…)

    Los hombres por regla general cuando hablan es porque quieren una solución, es decir, comentan para que la persona que les escucha les aporte su visión/ opinión/ consejo, … es decir, buscan el sentido práctico de la escucha.

    Las mujeres por el contrario, cuando hablamos en muchas ocasiones, lo hacemos para desahogarnos, para buscar la simple comprensión, o la búsqueda del reflejo de nuestras emociones en nuestro interlocutor.

    Curioso, ¿verdad? esto es muy interesante, porque observarás en el rostro de tu interlocutor y tendrás que identificar si quiere sólo ser escuchado, o por el contrario quiere que le ayudes. No todo se explica y se pide con las palabras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s