46/365

Después de un día agotador no hay nada más reconfortante que una ducha calentica que relaja todos los músculos del cuerpo y hace que duermas tan profundamente como un niñ@… a ver si también tengo dulces sueños 🙂

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.
Antonio Machado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s