312/365 Volar

Vuelo Pamplona - Madrid by rutroncal
Vuelo Pamplona – Madrid, a photo by rutroncal on Flickr.

Después de tantos aviones, tantos viajes de una punta a otra de España… casi te olvidas de que la sensación de volar hay personas a las que les da respeto… e incluso miedo…
Pero no sólo volar en avión… sino volar en la vida… arriesgar… ir en busca de los sueños que flotan en las nubes de nuestra consciencia.

miedo a volar
volar…

Me pregunto…
¿que sensación será esa?,
la de volar sin límites
la de conquistar aquellos sueños
sin que se vuelvan pesadillas…
Suena muy raro, todo parece ser perfecto,
salvo un detalle, LA VIDA…
Pienso……
en una batalla perdida,
una mirada hacia la nada,
un paso al fracaso….
El temor no me deja ver,
mi cobardía me averguenza….
En fin ….para construir mi historia,
vale la pena desafiar al destino…
Porque SER LIBRE
es ver el mundo como se desea,
y afrontar ese miedo,
es volar mas allá de la vida…..

Autor: Lore Zapata

7 pensamientos en “312/365 Volar

  1. Gracias Ines, Rafa por vuestros comentarios… El miedo nos protege desde la prehistoria, antropológicamente es una emoción que nos sirve para alertarnos de un peligro y que nos prepara para el ataque o para la huída, depende de nuestra forma de gestionar ese miedo.Por eso la aceleración cardíaca, y respiratoria, la ampliación visual y la tensión muscular en las extremidades,… es nuestro cuerpo preparándose para el peligro…La clave es como bien dice Rafa, gestionar y dominar ese miedo para poder hacer algo dentro de nuestro control (más o menos) y así no nos dejemos llevar como dice Inés… No hay que dejar de tener miedo, como no podemos dejar de sentir otras emociones, lo que podemos hacer es aprender a gestionarlo y convertirlo en algo positivo (tener respeto me parece muy buena idea…)

  2. Genial entrada y mejores comentarios… Lo de dejar de tener miedo es imposible, al menos para mí, y no a volar, si no a no hacerlo bien. Son muchas veces las que cuando me enfrento a un tratamiento complicado tengo miedo, miedo porque no vaya bien, miedo porque mi paciente lo pase mal por mi culpa, es decir, por mi tratamiento… en fin… Es otro tipo de miedo, lo sé, pero os confieso que ese es el mayor miedo que tengo en este momento, un temor que a veces me hace tener que escaparme sola, meterme en el baño, llorar un minuto, lavarme la cara y salir intentando dar lo mejor de mí a ese mi paciente que me está esperando sin tan siquiera imaginar lo que me preocupa su situación, su tratamiento…Tendré que aprender a gestionarlo mejor, espero…Jo, Rut! Siempre acabo reflexionando en voz alta en tus entradas! Será porque eres tu?! Ufff! Un besote enorme!!!!!

  3. Antes me daba miedo volar… Ahora ya no, aunque confieso que disfrutar, lo que se dice disfrutar, tampoco lo hago volando… pero en cierta medida podía vivir feliz sin volar (aunque me perdía muchas cosas geniales)Lo que no me imagino es vivir con miedo a vivir. Nunca he tenido miedo a perseguir mis sueños, nunca he tenido miedo a volar bien alto para alcanzarlos. Por eso me he equivocado más de una vez. Ahora he conseguido el equilibrio perfecto de miedo… el necesario para mantenerme alerta y no lanzarme al vacío sin paracaídas, pero sin llegar a impedirme a perseguir mis sueños, por locos que parezcan.Un besote Rut

  4. Carmen!! Buenas!!, muchísimas gracias por comentar!! 🙂 Arriesgarse es parte de la vida… de hecho si en la vida tuviéramos lo que fuera a ocurrir en algún sitio escrito, seguro que no nos gustaba lo que aparecía y luchábamos contracorriente para cambiarlo.Como seres humanos, buscamos lo predecible en la incertidumbre y lo novedoso en lo rutinario… lo importante es como tú dices, lograr el equilibrio perfecto de miedo… para que no sólo no perdamos las ganas de volar, sino que si nos lanzamos no nos olvidemos el paracaídas…Un beso guapa!!

  5. Acabo de percatarme de que no había contestado a mi Tere!!! y encima cuando tengo que darle las gracias por semejante cumplido!!!Tere, lo que es fantástico es que gestiones la emoción, y eso lo haces… no podemos bloquear o ignorar que estamos sintiendo miedo… eso nos haría perder de vista detalles que en tu caso son vitales porque pueden salvar la vida de uno de tus pacientes…¿Es malo encerrarte en el baño y respirar y/o llorar un minuto? no, siempre y cuando haces lo que haces tú, lavarte la cara, respirar hondo y dar lo mejor de tí… El miedo, nos hace también ser precavidos y tratar con respeto la situación a la que nos vamos a enfrentar, la que vamos a lidiar… así que lo importante es salir adelante!!! mirar al frente y seguir caminando…Enhorabuena, Tere, sigue así. Lo importante no son mis entradas, lo importante son tus reflexiones y lo que significan para tí.Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s