¿Qué valores tienes?

Ultimamente en los cursos de formación se aprovecha para trabajar algo más de lo que son las habilidades del ámbito laboral, como liderazgo, comunicación, etc; se ha demostrado que trabajar estas habilidades sin facilitar “el cambio de chip” es como querer dejar de fumar sin desearlo del todo.
Una de las reflexiones que son más útiles para desarrollar nuestras habilidades y que nos sintamos capaces de hacerlo, es trabajar sobre nuestros valores.
Para conocernos un poco más a nosotros mismos es relevante identificar nuestros valores y/o principios.
Os propongo el siguiente ejercicio:
Del listado de la imagen tendremos que elegir 5 valores (os puede servir elegir 10 y poco a poco ir eliminando hasta quedarnos con 5).
De esos 5, es importante que definamos qué significa ese valor para mi; tras la definición, describiremos lo que hago / hacemos para satisfacer ese valor. 
Por ejemplo: satisfago mi valor de “responsabilidad” cada vez que cumplo con mi lista de tareas diarias y siento que he hecho todo lo que he podido. Escribiremos como mínimo 3 acciones por cada valor.
El siguiente paso, sólo lo haremos cuando hayamos realizado el paso anterior, y es que al lado de cada acción, seamos honestos con nosotros mism@s e indiquemos con cuánta frecuencia hago / cumplo con esa actividad o incluso me pregunte cuánto tiempo hace que no lo hago.
Cuando hagamos este ejercicio nos daremos cuenta tanto de dónde pueden estar nuestras áreas de mejora como en dónde están nuestros principios, de la misma manera seremos conscientes de que si hay un valor que es descuidado durante un tiempo determinado generará en nosotr@s una sensación de malestar, ansiedad y/o estrés y por tanto ya es un principio desde el cual trabajar ¿no creéis? 
Tras este ejercicio ¿qué os viene a la cabeza?

¿Qué calidad de vida tienes? conoce algunos indicadores…

Me gustaría compartir con vosotr@s un texto que me ha llegado a través de mi padre… sólo os sugeriré lo siguiente… sentaros en un lugar tranquilo, poneros música tranquila y repasar este listado pensando en la frecuencia en la que nos identificamos con las siguientes reglas… Más allá del resultado y cuando tengáis vuestras respuestas… pensar en qué es lo que queréis cambiar y qué necesitáis para llevarlo a cabo. Estaréis más cerca de mejorar vuestra calidad de vida… 

El Instituto Francés de la Ansiedad y el Stress, en París, definió veinte reglas de vida que dicen los expertos que, si uno consigue asimilar diez, puede tener una buena calidad de vida.
1) HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo.Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes
2) APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.
3) PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.
4) CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.
5) OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.
6) DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia
7) PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas
8) SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.
9) INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y  pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.
10) EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.
11) SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.
12) COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.
13) ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.
14) CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.
15) NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo. 
16) COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.
17) La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos
18) Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.
19) NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.
20) ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión….
..Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.
Piense… Reflexione… Practique… COMO PROLONGAR LA VIDA
¿Qué sentís al hacer el ejercicio? ¿Qué regla os ha resultado más dura? ¿En cuál de ellas estáis dispuest@s a realizar un cambio? 

¿Fracaso? no, paro para tomar carrerilla…

Hace poco puse este vídeo en twitter sobre el fracaso, y me hizo pensar en cómo en ocasiones los errores no sólo nos frenan en determinados momentos sino que en ocasiones hacen que no nos sintamos capaces de hacer determinadas cosas. 
Gracias a este vídeo y gracias al ejemplo de personajes más que conocidos nos podemos ver de alguna manera reflejados en sus historias.
Normalmente el mes de Enero es un mes de reflexión, un mes en el que nos marcamos nuestros objetivos para el nuevo año que comienza y que es posible que nos detengamos en analizar nuestros “errores” y/o fracasos del año anterior… 
Esto nos ha de servir para centrarnos no en lo que no podemos hacer, sino en lo que sí es posible, en lo que sí está en nuestras manos y en lo que desde luego podemos mejorar… sólo así encontraremos la motivación para superarnos y hacer que se cumplan nuestros objetivos.
Posiblemente a nuestro alrededor nos encontremos con gente que confíe en nosotros y nos apoye (algunos de forma no especialmente realista) y gente que hará lo contrario… no nos etiquetemos,… escuchemos a nuestro alrededor pero confiemos también en nuestro instinto… en nuestra intuición.
A continuación me gustaría compartir con vosotr@s un cuento de Leonardo Boff que hace una adaptación de la fábula del Águila y la Gallina. Dice así:
Era una vez un campesino que fue al bosque cercano a atrapar algún pájaro con el fin de tenerlo cautivo en su casa. Consiguió atrapar un aguilucho. Lo colocó en el gallinero junto a las gallinas. Creció como una gallina.
Después de cinco años, ese hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Al pasar por el jardín, dice el naturalista: “Ese pájaro que está ahí, no es una gallina. Es un águila.”
“De hecho”, dijo el hombre. “Es un águila. Pero yo la crié como gallina. Ya no es un águila. Es una gallina como las otras.
“No, respondió el naturalista”. Ella es y será siempre un águila. Pues tiene el corazón de un águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas”.
“No, insistió el campesino. Ya se volvió gallina y jamás volará como águila”.
Entonces, decidieron, hacer una prueba. El naturalista tomó al águila, la elevó muy alto y, desafiándola, dijo: “Ya que de hecho eres un águila, ya que tú perteneces al cielo y no a la tierra, entonces, abre tusa alas y vuela!”
El águila se quedó, fija sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente a su alrededor. Vio a las gallinas allá abajo, comiendo granos. Y saltó junto a ellas.
El campesino comentó. “Yo lo dije, ella se transformo en una simple gallina”.
“No”, insistió de nuevo el naturalista, “Es un águila”. Y un águila, siempre será un águila. Vamos a experimentar nuevamente mañana.
Al día siguiente, al naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró: “Águila, ya que tú eres un águila, abre tus alas y vuela!”.
Pero cuando el águila vio allá abajo a las gallinas picoteando el suelo, saltó y fue a parar junto a ellas.
El campesino sonrió y volvió a la carga: “Ya le había dicho, se volvió gallina”.
“No”, respondió firmemente el naturalista. “Es águila y poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar por última vez. Mañana la haré volar”.
Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron muy temprano. Tomaron el águila, la llevaron hasta lo alto de una montaña. El sol estaba saliendo y doraba los picos de las montañas.
El naturalista levantó el águila hacia lo alto y le ordenó: “Águila, ya que tú eres un águila, ya que tu perteneces al cielo y no a la tierra, abre tus alas y vuela”.
El águila miró alrededor. Temblaba, como si experimentara su nueva vida, pero no voló. Entonces, el naturalista la agarró firmemente en dirección al sol, de suerte que sus ojos se pudiesen llenar de claridad y conseguir las dimensiones del vasto horizonte.
Fue cuando ella abrió sus potentes alas. Se erguió soberana sobre sí misma. Y comenzó a volar a volar hacia lo alto y a volar cada vez más a las alturas. Voló. Y nunca más volvió.
Estamos hechos de un montón de posibilidades, pero hubo personas que nos hicieron pensar como gallinas. Y aun pensamos que efectivamente somos gallinas. Pero somos águilas.
Por eso, hermanos y hermanas, abran las alas y vuelen. Vuelen como las águilas. Jamás se contenten con los granos que les arrojen a los pies para picotearlos.”
¿Y vosotr@s? ¿os habéis mirado al espejo? ¿Y qué habéis visto, un águila o una gallina?

324/365 Quien dijo miedo?

El AW139 by rutroncal
El AW139, a photo by rutroncal on Flickr.

Esta semana he tenido oportunidad de dar formación a un grupo de instructores de una entidad colaboradora de salvamento marítimo.
Tuve la oportunidad de ser invitada a observar/participar en un entrenamiento de misión SAR y desde el briefing ser parte del procedimiento.
Para mí, fue la demostración de la definición de confianza según Covey, para que ésta se dé, ha de ir acompañada de dos variables: competencia y actitud (lo que Covey denomina como carácter).
Según Covey nuestra decisión respecto de si debemos confiar o no en alguien, empieza con nuestra evaluación de 4 núcleos de credibilidad:
•Propósito/Intento: el deseo intrínseco de hacer algo
•Integridad: la voluntad consciente de hacer el esfuerzo para lograr el propósito/intento
•Capacidades: habilidades o capacidades potenciales
•Resultados: los resultados finales demostrados
La evaluación del “carácter” de una persona se basa en los dos primeros núcleos: evaluaciones de la intención y la integridad.
La competencia tiene que ver con los otros dos núcleos de credibilidad de Covey, es una combinación de habilidades o capacidades potenciales (conocimientos, talento, experiencia, etc) y los resultados demostrados (el rendimiento o resultado). Es importante la diferencia entre estos dos porque no se puede suponer que las habilidades y el conocimiento se traducen en resultados. Sólo porque alguien puede, no quiere decir que lo hará.
Lo que pude experimentar fue precisamente la combinación de ambos, de la competencia de un equipo de profesionales que sabían lo que hacían y seguían estrictamente un procedimiento de forma coordinada y la actitud, tanto en su relación para conmigo como entre ellos.
La lástima fue que un fallo eléctrico hizo que nuestro vuelo fuera de 11 minutos y no pudiera ver la misión en su totalidad, lo cual no hizo que no fuera testigo de su profesionalidad.
A todos ellos, muchas gracias!!

200/365 Calor, perros, … y otras cosas del día a día

Qué calor!! by rutroncal
Qué calor!!, a photo by rutroncal on Flickr.

Hace calor… y como todos los días en los que hay poniente los animales también lo sufren.
No hay muchas cosas que se puedan hacer cuando tienes un animal que pasa mucho calor, … que no le falte agua, dejar alguna ventana abierta si hay corriente y aunque le cortes el pelo recomiendan los veterinarios que no se les corte del todo porque es a través de su pelaje donde tienen la mayor protección, tanto para las altas como para las bajas temperaturas.
El caso, es que yo quería llevar a la Luna de nuevo a la peluquería, pero resulta que estaba cerrada… y eso me ha llevado a pensar en aplicar el hábito 1: Ser proactiv@ y tras la vuelta de vacaciones dar a la peluquería mi correo electrónico para que me avisen la próxima vez.
Cada vez es más frecuente que negocios / empresas / tiendas, etc utilicen medios como el SMS, e-mails, atención virtual e incluso blogs para informar, ofrecer, asesorar e incluso facilitar el servicio post-venta, quizás suene algo extraño que el cliente demande servicios aprovechando estas nuevas tecnologías, pero otro día ya comenté alguna situación que se da en más de un comercio de los barrios de nuestras ciudades y porqué no ayudar a estos autónomos a que accedan a estos recursos que por otro lado no les costarían dinero y sin embargo, les proporcionarían más de un beneficio.
Sin ánimo de parecer una “metomentodo”, pero con un alto interés por que tod@s podamos hacer algo a nuestro nivel, ¿por qué no empezar por lo que tenemos más cerca?

182/365. Soledad como terapia

Soledad como terapia by rutroncal

Soledad como terapia, a photo by rutroncal on Flickr.

Pensando en el post para @RafaelTimer y buscando inspiración… encontré tres frases que creo que pueden servir como punto de partida:
La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente. Carmen Martín Gaite

La soledad es muy hermosa… cuando se tiene alguien a quien decírselo. Gustavo Adolfo Bécquer

¿Por qué, en general, se rehuye la soledad? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos. Carlo Dossi

Cuando la gente oye la palabra “soledad”, en seguida su cara transmite que es un concepto que le produce pena, angustia, …
Está claro que los seres humanos somos seres sociales, eso creo que podemos afirmarlo tod@s, sin embargo yo os invito a que os hagáis la siguiente pregunta: ¿estar siempre acompañados es bueno?
Creo que es interesante distinguir la soledad, del ser solitario y de la soledad obligada a la soledad buscada… hay momentos en nuestro día a día en los que necesitamos estar sol@s con nosotr@s mism@s, es la única manera en la que podamos encontrar un espacio para reflexionar, para pensar, para plantearnos metas, … para contactar con nuestro yo más interno.
Como dice la frase de Carlo Dossi, poca es la gente que se encuentra a gusto consigo mism@, y esto es sumamente necesario para prepararnos a tener mejores relaciones con los demás. No podemos tener relaciones basadas en la confianza, en la honestidad, en la comunicación… sino tenemos previamente estos valores con nosotros mismos.
Para mí, la soledad, puede ser terapéutica, por que nos permite conocernos, aceptarnos, amarnos, resetear,… estar a gusto con nosotr@s mism@s en realidad.
S. Covey en su libro de los 7 hábitos ya lo plantea desde el punto de partida de las habilidades. No puedes lograr la victoria pública (el éxito en tus relaciones interpersonales) sin haber logrado la victoria privada que en este caso se consigue con proactividad, teniendo un fin en mente y poniendo primero lo primero, éstos son los hábitos que la componen, pero sin embargo, sin la reflexión, sin los momentos de soledad necesarios,… no podremos conseguirlos…
Evidentemente, por muy positiva que trate de ser, la soledad también puede ser negativa. Más que la soledad, el sentirnos solos. Esa sensación de angustia, cercana a la depresión, que hace que nos sintamos abandonados aunque estemos rodeados de un montón de gente.
Como todo en esta vida, la clave está en el equilibrio. Conocernos, aceptarnos y respetarnos,… estar a gusto con nosotr@s mism@s nos permite identificar qué es lo que queremos en esta vida, nos permite conocer nuestros valores y de ésta manera también, saber valorar y tratar de rodearnos de gente con la que nos podamos identificar. Nuestra red social también es importante, porque cuando no tenemos ganas de levantarnos, de sonreir o de conectar con el mundo… el mundo puede ayudarnos a reconectar gracias a las personas que nos rodean y son nuestr@s amig@s, familiares, etc…
Gracias @RafaelTimer por esta petición,… espero que te guste… y espero tus comentarios 😀
Feliz noche de Viernes.

174/365. Covey, Tea Cegos y la velocidad de la confianza

El “ipat” de @manyez, a photo by rutroncal on Flickr.

Aprovechando la foto del “ipat” de @manyez, que tuvimos la oportunidad de coincidir en la conferencia que impartió mi compi y amigo Jonathan en la Universidad Politécnica de la Innovación sobre “El factor confianza” de S. Covey, adjunto el post que resume la jornada que viene estupendamente al caso.
POST SOBRE LA JORNADA:
No hay vehículo más rápido en las empresas que la confianza
Ésta es una de las principales y primeras conclusiones que nacieron de la conferencia “Fundamentos de la velocidad de la confianza” que impartió Jonathan Mohadeb de Tea Cegos para la Cátedra Bancaja de Jóvenes Emprendedores y el Observatorio de Inserción Laboral de la Universidad de Alicante el pasado 12 de mayo.
¿Es importante que confíen en nosotros? ¿Cómo hacemos para que las personas confíen en nosotros? fueron los retos que Mohadeb lanzó al grupo de estudiantes, emprendedores y empresarios reunidos para trabajar la velocidad de la confianza: No siempre rápida para crearla, pero casi siempre rápida para perderla.
A medida que avanzó la conferencia, se establecieron diferentes líneas de trabajo para asegurar el factor confianza: La confianza es considerada una habilidad soft y es críticamente hard, se puede y debe medir, afecta a los resultados, descarta opciones. Si disminuye la confianza, se reduce la velocidad de las relaciones, gestiones, intercambios y sobre todo, aumenta el coste. En positivo, si aumenta la confianza con las personas, con los proyectos, con las empresas, aumenta la velocidad y disminuye el coste.
Los asistentes también tuvieron la oportunidad de trabajar en grupos la confianza abordando diferentes talleres y preguntas clave ¿En quién confías? ¿A quién confiarías tu PIN? ¿A quién para dejar a tus hijos? ¿Quién confía en ti? ¿Confiar es confiar en todo y para todo?
Por último la conferencia pudo asentar metodológicamente la velocidad de la confianza. La confianza nace del carácter (cercanía, humildad, transparencia…) y la competencia (rigor, capacidad, …) La confianza se crea rápidamente a través de la competencia (rigor) y se destruye rápidamente con el carácter (estilo).Importante síntesis. La confianza es cuantificable, medible, observable, luego “trabajable”
Pronto el auditorio inició las conclusiones. “Si no confías en nadie no pasará nada, pero si confías pasarán muchas cosas. Si no confías no podrás hacer nada que no puedas hacer tú solo.” La evolución en los años es clave a la pregunta ¿Los empleados confían en sus jefes?. En 1996 el 51%, En 2007 un 16%. En 2011 ¿? A la cuestión “En las empresas “no nos perjudicamos unos a otros” sólo es respaldada por un 37%, quizá la confianza es más necesaria de lo que aparenta. Trabajando la confianza con las organizaciones se demuestra que es rentable que el beneficio supera en creces a los posibles engaños.

128/365. Buscando un sentido

Buscando un sentido, originalmente cargada por rutroncal.

Después de muchos años, por fin me estoy leyendo “El mundo de Sofia” un gran libro que trata de resumirte y ponerte en disposición para comprender las grandes preguntas con las que los filósofos comenzaron a tratar de responder.
El libro comienza con la primera gran pregunta: ¿Quién eres?. Todos conocemos nuestro nombre y apellidos, pero ¿sabemos quienes somos? ¿sabemos si lo que forma parte de nuestras motivaciones y deseos son realmente nuestr@s o forman parte de lo que “debemos” desear o querer? y lo más importante, dejamos de hacernos preguntas, si nos resignamos al mundo en el que “nos ha tocado vivir” y dejamos de sorprendernos… ¿Qué podemos esperar?
Esto me recuerda al hábito 2 de S. Covey, hay que comenzar con un fin en mente, identificar cuál es nuestra misión en nuestra vida, qué es lo que queremos lograr, porque como dice también Séneca: Ningún viento es favorable para quien no tiene un puerto de destino.
En ocasiones nos planteamos estas preguntas en el trabajo, a la hora de gestionar nuestro tiempo,… pero rara vez nos lo planteamos con respecto a lo que queremos hacer con nuestra vida, con nuestras motivaciones reales o deseos más profundos.
El vídeo que os pongo es un ejercicio que deberíamos hacer de vez en cuando, y es el visualizar nuestro 8o cumpleaños, a quiénes nos gustaría ver en esa fiesta, qué nos gustaría sentir y qué nos gustaría haber hecho antes de llegar ese momento, que nos gustaría que dijeran de nosotros la gente que está más cercana a nosotr@s y la pregunta quizás más crucial, ¿qué estamos haciendo nosotr@s en estos momentos para que esa visión sea real?

http://www.youtube.com/get_player

Si pienso que no puedo confiar en nadie más que en uno mismo…. ¿Cómo voy a pensar en "ganar – ganar"?


Ultimamente, cuando explico en cursos los principios de cooperación (ganar – ganar), hablo de asertividad, la comunicación y las posiciones vitales (el principio de comunicación: Yo estoy bien- Tú estás bien), etc… me encuentro con que varias personas parecen tener en sus miradas principios de escepticismo, como si les estuviera planteando un mundo teórico – utópico y no pudieran llevarlo a la práctica en su día a día.

Hace unos días hablaba de las creencias limitantes o irracionales que hacen que nos comportemos de una determinada manera o que interpretemos nuestro mundo en base a esa creencia. Si una de mis creencias (bastante común en nuestra cultura) es el “piensa mal y acertarás” o “no te puedes fiar de nadie más que de ti mismo”… hemos de “suavizar” previamente esas creencias antes de estar preparados para una negociación dentro del principio de cooperación (Hábito 4, S. Covey), puesto que vamos en contra de lo que verdaderamente sentimos y nos descubriremos traicionando a nuestro interlocutor en la negociación, porque estaremos convencidos de que “nos va a engañar” o va a “utilizar la información que dispongamos a su favor y a nuestra contra”.

La cuestión, es que por mucho que tratemos de aparentar ser adultos y de comportarnos como tales,… cuando hablamos de habilidades no nos alejamos demasiado de nuestra infancia. Y cuando hablamos de negociación o de resolución de conflictos en base a la búsqueda de soluciones constructivas, me encuentro con más de una reacción similar al “Ha sido él/ ella” o “Ha empezado él/ ella” de cuando éramos niños y cuando algo había salido mal o habíamos hecho algo que sabíamos que estaba mal.

Como parece que cuando somos adultos y nos explican los comportamientos con principios de teoría económica más que con teorías psicológicas adoptamos una posición mucho más receptiva, me gustaría compartir con vosotros un trocito de la película “Una mente maravillosa”. Es cuando J. Nash empieza a dilucidar la teoría que después le llevaría al Nobel, pero que además podría ser la base de cualquier negociación dentro de un acuerdo de ganar – ganar: Lo principal es que cada miembro del equipo vaya hacia su objetivo ayudando a los demás a conseguir los suyos. Podría ser un buen comienzo. Apoyarnos unos a otros y no vislumbrar sólo en el horizonte nuestro objetivo como si no nos rodeara nada más en este mundo.

Hemos de pensar que si comienzo cualquier negociación pensando en que “me van a traicionar” eso se nota en mis movimientos y mi forma de actuar (C. Verbal y No Verbal), por lo que automáticamente mi interlocutor reacciona de forma defensiva tratando por tanto cada uno por su lado de conseguir el máximo beneficio, que nunca será el máximo para ambos. Y si comienzo una negociación en términos de confianza y llega un momento en que la traiciono… volver a la casilla de salida es muy difícil. Volver a generar confianza después de algo así supone mucho esfuerzo y más evidencias de las que necesitaríamos en un principio.

Lo que no pretendo en ningún caso es que pensemos (como ya he comentado en alguna ocasión) que todo el mundo es bueno, que no existe la mentira o el engaño y que yendo de esta manera todo nos saldrá bien.
Sólo planteo la reflexión siguiente: ¿Cómo puedo esperar que alguien confié en mí si no confío yo primero?

http://www.youtube.com/get_player

Cuestión de actitud

Ha sido una semana agotadora, empecé el Domingo yéndome a Murcia y después de varios viajes hoy a medio día comienzo a disfrutar del fin de semana… que por cierto… apetece.

Hoy me gustaría compartir con vosotr@s un vídeo. Un vídeo que personalmente me emociona. Supongo que cada un@ cuando lo vea tendrá diferentes opiniones, sensaciones, pensamientos y emociones… a mí, me traslada por una parte Esperanza y por otra, que ésta no es suficiente si no existe actitud positiva por parte de cada uno de nosotros.

Recientemente, un amigo me dijo que yo siempre veía algo bueno en tod@s y que no todo el mundo es bueno… esto me ha hecho pensar y he llegado a la conclusión de que si “hasta un reloj estropeado, da la hora correctamente dos veces al día” … todos nosotros por muy malos que seamos en algún momento de nuestras vidas haremos algo bien, ¿no?

Yo por mi parte, y aún a sabiendas de parecer utópica, quiero pensar, yo elijo creer (hábito 1 S. Covey) que todo el mundo tiene algo bueno que ofrecer (aunque sea inconscientemente), ya comenté en otro post una sugerencia de cadena de favores y cómo eligiendo hacer algo son pequeños movimientos que pueden convertirse en algo significativamente mayor, como el efecto mariposa…

A fin de cuentas hay que tener confianza en la raza humana, porque si esa confianza se pierde, si no seguimos pensando que todo esto es posible… se me ocurren varias opciones, desde que Nostradamus tenga razón y comience una tercera guerra mundial, que los extraterrestres piensen que la raza humana no merezca la pena y vengan a aniquilarnos como en Ultimatum a la tierra, o incluso sean los propios ángeles porque ya no es posible un diluvio universal,…

Yo por mi parte, seguiré escuchando esta canción de Michael Jackson,… que a pesar de todo lo que hizo y no hizo… algo bueno nos dejó. Feliz fin de semana

Michael jackson heal the world
http://static.dilandau.eu/media/swf/embed_player.swf
Este MP3 fue encontrado en Dilandau MP3