Parte de mi…

IMG_7693Luna, lunita, bombón, trufita, culogordo, gordita, pelón, paticas, ratita, pelón, peluche, bolita, trasto, trufi, chiquitina, pelusón, gordi, bonita, bolita, monino, ewok, …. por todos estos nombres y seguro que por alguno más que ahora no caigo, llamo, he llamado y seguiré llamando a mi bombón peludo, a mi compañera más inseparable y a un miembro importante de mi familia.

Esta mañana he visto “Siempre a tu lado (Hachiko)”, película de Richard Gere que reconozco que tenía pendiente hacía tiempo y que me habían hablado muy bien por el valor sentimental que tiene y porque es una historia real.

imagesBueno, creo que hacía tiempo que no lloraba tanto en una película. Desde luego, si os gustan los animales y encima se tiene un corazón sensiblero…. coged un paquete de clínex o una caja directamente porque es una de las películas que tocan el alma.

La historia es simple: un profesor se “encuentra” un cachorro en la estación de tren un día como otro cualquiera que vuelve de viaje. A pesar de que él no quería quedarse con él, pensando también en que alguien lo estará buscando, se cogen tanto cariño y como parece que nadie lo busca, lo adoptan. Lamentablemente, a los pocos años, el profesor muere y la historia continua… Hachiko (que es así como se llama el perro), va todos los días a la estación a esperar a su dueño como solía hacer… confiando en que un día regrese. Le espera hasta su muerte, 10 años después. La historia es tierna, conmovedora y te muestra cómo la lealtad de un animal es superior a cualquier otra cosa.

Cuando tienes un animal, esto lo sabes, lo sientes cada día y sinceramente aunque es una responsabilidad, no lo cambiaría por nada.

Soy consciente de que por ley de vida mi perra no durará para siempre. Este año cumplió 11 años. Yo le he hecho prometer que no se puede morir hasta que no desarrollen bien lo de la clonación, pero soy consciente de que esta conversación está sólo en mi mente.

No sé lo que durará. No sé lo que nos quedará por vivir. Sólo sé que caIMG_8393da día que me despierto y veo sus ojitos dándome los “buenos días” se escapa una sonrisa de mis labios y el día comienza mejor. Que cuando llego a casa me cuenta su día con mil y un sonidos y ruidicos. Que le encanta comer manzana, jamón serrano y atún. Que sus palabras mágicas son “calle”, “premio” y “jamón”. Que le encanta sentarse, tumbarse, dormir… entre los dos. Que cuando es su hora
de jugar te trae un juguete y se pone como loca para que se lo tires y pueda perseguirlo. Que cuando estás triste o te encuentras mal, ella lo sabe y se tumba a tu lado poniendo su cabecita sobre tu pierna o tu brazo. Que le gusta el césped a rabiar y cuando ve una explanada verde es feliz saltando como un conejico. Que no le gusta la lluvia, ni mojarse…. odia cuando le pongo y le quito el chubasquero; es capaz de no salir a la calle si llueve mucho. Que le gusta estar donde estés y que toda la familia esté junta. No le gusta mi maleta. Le pierde comer, es capaz de gruñirte y darte besicos al mismo tiempo cuando hablamos de comida. No le gusta que los niñ@s corran y armen jaleo (les ladra para que se callen), aunque también le gusta jugar al “pilla-pilla”. Es una “mascachapas” cuando quiere y una “cobardica” cuando se asusta. Puede estar durmiendo un día entero. Adora que la llevemos a dar una vuelta con nosotros. Le encanta subir al coche y sacar la cabeza por la ventanilla; le entusiasma sentir la velocidad del viento. No soporta que la peine y le encanta que la toques (salvo las paticas). Cuando vamos solas en el coche … si yo canto, ella canta. Le chiflan los aplausos, ella ladra para unirse y además son su refuerzo positivo, le encanta que la felicites cuando algo hace bien y que le aplaudas. Si hace algo mal, te lo dice y se autocastiga, aunque a veces se rebota. Le encanta saludar y que le digan cosas…

Llegó a mi vida en forma de regalo y ojalá llegue un día a ser la persona que ella cree que soy.

Soy consciente de que es un perro, pero su alma es más pura y me me ha enseñado más cosas que muchas personas.

Espero que dure muchos años más…. pero… hoy he visto esa película y he querido regalarle este recuerdo. Más bien, autoregalarme este recuerdo.

No hay nada más valioso que estar agradecid@ por todo lo que tenemos. Yo me considero muy afortunada.

Para terminar me gustaría acabar con un cuento. Se llama “Las puertas del cielo” y es de Paulo Coelho. Dice así:

Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición…).

La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos. En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro. El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló, con él, el siguiente diálogo:

– “Buenos días.”
– “Buenos días”, respondió el guardián.
– “¿Cómo se llama este lugar tan bonito?”
– “Esto es el Cielo.”
– “¡Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!”
– “Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. Y el guardián señaló la fuente.”
– “Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…”
– “Lo siento mucho”, dijo el guardián, “pero aquí no se permite la entrada a los animales.”

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante.

Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puerta vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles. A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero. Posiblemente dormía.

– “Buenos días”, dijo el caminante.

El hombre respondió con un gesto de la cabeza.

– “Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo.”
– “Hay una fuente entre aquellas rocas”, dijo el hombre, indicando el lugar. “Podéis beber tanta agua como queráis.”
El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.
– “Podéis volver siempre que queráis”, le respondió éste.
– “A propósito ¿cómo se llama este lugar?”, preguntó el hombre.
– “El Cielo.”
– “¿El Cielo? ¡Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!”
– “Aquello no era el Cielo. Era el Infierno”, contestó el guardián.

El caminante quedó perplejo.

– “¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe provocar grandes confusiones!”, advirtió el caminante.

– “¡De ninguna manera!”, increpó el hombre. “En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos.”

Sin más… os deseo unos felices recuerdos 🙂

Reproches… dardos envenenados de “amor”

A lo largo de la vida nos vamos encontrando con diferentes personas, con las que establecemos diferentes lazos en cuanto a tipo e intensidad (personal, familiar, social, laboral, etc)Corazon Roto_800

Evidentemente, los lazos (en cuanto a número e intensidad), van cambiando; hay personas que en su día jugaron un papel importante en nuestras vidas y hoy no están y por el contrario, hay personas que se han vuelto más cercanas… ¿Qué hace cambiar las relaciones? podríamos estar de acuerdo en que la confianza, comunicación y respeto… serían parte fundamental de esos lazos.

Pero…Cuántas veces habremos recibido una llamada de alguien después de hace mucho tiempo y lo primero que hemos respondido es: Hombre!! ya era hora!! Cuánto tiempo sin saber de tí!!!; no sé qué pensaréis, pero independientemente del tono… estas frases por mucho que estén acompañadas de cierta alegría por dicha llamada… no dejan de reflejar cierto reproche. Si queremos reflejar esa alegría… ¿porqué no contestamos así?: Hola!!!! ¿Cómo estás? ¡Qué alegría saber de tí!. 

Sólo nos damos cuenta de la diferencia entre una respuesta y otra cuando somos nosotr@s quienes realizamos esa llamada y recibimos esa contestación. En el caso de la primera y acto seguido nos estamos justificando por no haber llamado antes.

¿Porqué nos sentimos culpables? El teléfono funciona en ambos sentidos ¿no? y tendemos a agradecer menos de lo que solemos reprochar. Lo que sí es que si hacemos una llamada y recibimos un reproche… dudo mucho de que tengamos ganas de volver a marcar ese número salvo que sea casi por obligación.

Es curioso darnos cuenta del lenguaje que utilizamos en el día a día, no solemos ser conscientes de la negatividad con la que cargamos nuestros mensajes.

Cuando nos damos cuenta de esto y comenzamos a elegir nuestras palabras utilizando un lenguaje positivo nos convertimos en actores movilizadores, elementos de acción por encima de elementos de estancamiento y/o generadores de culpabilidad así como también nos convertimos en mejores comunicadores.

Fijaros con algo muy sencillo. Si a un niñ@ le decimos qué es lo que no queremos que haga o lo que está haciendo mal… no le estamos diciendo lo que verdaderamente queremos ni lo que queremos realmente que cambie, por lo que si las circunstancias se repiten, repetirá la misma conducta porque no sabe realmente cómo se debe de comportar.

Normalmente utilizamos lenguaje genérico y lamentablemente ese tiempo de lenguaje se queda en la superficie. Los mensajes “pórtate bien”, “tienes que ser buen@” realmente ¿qué significan? porque seguro que si preguntamos… tenemos diferente interpretación entre unos y otros.

La cuestión es que en los adultos pasa exactamente lo mismo, fijaros en cómo nos dirigimos con compañer@s, colaboradores/as, jefes/as,… que cuando queremos dejar las cosas “claras” solemos dar tantas explicaciones que la esencia de nuestro mensaje se pierde y por tanto puede ser malinterpretado con facilidad.

Qué consejos podemos seguir:

  • Utilizar lenguaje positivo
  • Peticiones concretas de acción
  • Evitar los reproches en cualquiera de los casos
  • Expresar más las emociones positivas

Aquí tenéis alguno más

Yo me lo propongo cada día ¿y tú?7 pasos para la felicidad

El amor se come, se bebe,… se mastica

Esta semana estuve de curso en Madrid (sorry por no avisar… prometo hacerlo a la próxima, vuelvo prontico).

Era un curso de Management Transversal con un equipo de mandos transversales de un laboratorio farmacéutico y he de decir que fue muy enriquecedor por todos los contenidos que trabajamos y experiencias que compartimos.

un poco de amorLa cuestión, es que en uno de los momentos de descanso y hablando de todo un poco, de temas más triviales y menos… llegamos a la conclusión de que el amor se masticaba

Una de las asistentes comentó que tenía una teoría, que el amor era energía y por tanto ni se creaba ni se destruía, se transformaba (he de decir que era médico, y basada en evidencias…)

Con esa teoría, ella decía que daba a sus hijos de comer amor, porque cuando ella les hacía el zumo, el desayuno, la comida… ponía tanto amor que imaginaba que toda esa energía de amor pasaba de sus manos al zumo o al alimento que fuera.

La cuestión es que esta tarde que visto la película “Love’s kitchen” (narra la historia deLoves Kitchen Rob Haley, un chef de gran nombre que tiene un restaurante de éxito en Londres cuyo eslogan es “comida sencilla servida con amor“) y me ha recordado toda esta conversación, además de hacerme pensar en cuánta razón tenían estas palabras y que cuanto más amor e ilusión pones a las cosas, esto al final llega a los destinatarios.

Pero claro, esto también pasa con las emociones negativas, y aunque en nuestro fuero interno esté el disimularlo, el hecho de contener la rabia, el enfado… también se traspasa, por lo que os pido que cada vez que estemos sintiendo algo y estemos haciendo cosas al mismo tiempo… tratemos de visualizar lo que sentimos para saber lo que estamos traspasando. ¿Qué os parece?

Are you a broken lonely heart?

El post de hoy quiero dedicarlo a todas las personas que han sufrido recientemente o siguen sufriendo una ruptura de pareja, en mi entorno ha habido varias rupturas y me gustaría poder ayudar humildemente desde este blog… 
A lo largo de toda nuestra vida es normal que nos enfrentemos a más de una ruptura /desengaño de pareja, bien sea el amor platónico de la adolescencia, la primera pareja más formal o bien la pareja “definitiva”, y es que como dice Ramón Gómez De La Serna, El amor nace del deseo repentino de hacer eterno lo pasajero”, aunque hemos de ser como Luis Cardoza Y Aragón y pensar que “El amor es eterno mientras dura.”

Cuando sufrimos una ruptura casi siempre pensamos que nunca vamos a poder querer a nadie de la misma manera, o que no vamos a encontrar a nadie mejor… hemos de ser conscientes de que en el mismo caso que en el duelo, un proceso de ruptura conlleva las mismas cinco fases: negación, ira / enojo, negociación, depresión y aceptación. Lo rápido o lento que pasemos esas fases depende de cómo vayamos afrontando cada una de ellas y cómo las gestionemos (por poner una nota cómica.. seguro que más de uno recordará las fases de Chandler cuando entra en depresión por cortar con Kathy en la 4ª temporada de Friends…)

Las dos primeras son las que nos negamos a creer que eso ha ocurrido, que no nos puede estar pasando a nosotr@s,… sumado al proceso de rabia de “por qué”, enfados, reproches, etc que nos lleven a la negociación, a tratar de llegar a un proceso de intercambio con nuestro entorno o de autoengaño (“seguro que si me cambio el pelo, vuelve a mi”; “seguro que si me ve con otra persona quiere volver”…) hasta que llegamos a la depresión… al sentirnos que no vamos a ser capaces de amar o volver a ser amad@s…. y al finar aceptar que esa pareja no era para nosotr@s.

Lo más importante es empezar a ser conscientes de algunas cosas:
– Es normal que estemos tristes y recordar debemos de pasar las fases de duelo hasta llegar a la aceptación, así que eso sí marquémosnos un limite temporal.
– Cuando se rompe una relación tendemos a recordar sólo las cosas buenas… para superarlo, debemos de ser conscientes de TODO lo que suponía esa relación, tanto las cosas buenas como las malas. No confundamos el amor con la nostalgia.
– Es probable que hayamos perdido nuestra identidad en el camino de la ruptura. Hagamos una lista de las cosas que nos gusta/ba hacer y pensemos también en hace cuánto que no lo hacemos para proponernos actividades a nosotr@s mism@s.
– Rodearos de personas que os infundan positivismo, está bien llorar y que nos consuelen, pero no debemos basar el centro de nuestras conversaciones en el pasado o no podremos avanzar hacia el futuro.

Y para empezar yo recomendaría:
1) Obligarnos a salir o realizar actividades que nos hagan sentir bien y dedicarnos un tiempo a nosotr@s mism@s cada día.
2) Escribir un listado / descripción de cómo quieres que sea tu pareja y déjate llevar por la imaginación… Cuando acabes el listado, piensa dónde puede estar esa persona, visualiza y sonríe.
3) Tras soñar,… para poder terminar de ser realista haz otro listado con todo lo que no estás dispuest@ a aceptar en una pareja y escribir el porqué (así determinarás y descubrirás cuáles son tus prioridades).
4) Es posible que cuando pienses en tu ex y l@ compares en el listado… estés más cerca de la aceptación…


La clave es recuperar nuestra autoconfianza, seguridad y autoestima, para ser conscientes de lo que queremos y poner todo nuestro esfuerzo en conseguirlo.



Me gustaría compartir la siguiente imagen, porque me parece inspiradora para casi cualquier momento:

Si no vas tras lo que quieres, nunca lo tendrás.
Si no preguntas, la respuesta será siempre “no”.
Si no das un paso adelante, siempre estarás en el mismo sitio.



Eso sí, eso no quita que no podamos escuchar canciones sensibleras de vez en cuando… eso a veces es inevitable y nos ayuda a pasar la pena… aunque tampoco dejemos que nos confundan!! 🙂

349/365 Navidad, tradiciones ¿o no?

En Navidad tb se desayuna ... by rutroncal

La Navidad está llena de tradiciones, elementos que nos hacen trabajar conjuntamente entre familia, amigos, etc… para conseguir un objetivo común: disfrutar de un rato juntos.
Ahora bien, la Navidad también se puede enriquecer, las tradiciones nos sirven para identificarnos y sentir que formamos parte de algo especial, pero si proponemos cosas que nos hagan sentir más a gusto entre nosotros… no sólo lograremos conservar las tradiciones que nos identifican sino además formar parte de algo en lo que nos podemos implicar en primera persona.
Este año en mi familia vamos a cambiar algunas cosas… pero a conservar lo esencial, que es estar juntos, compartir el menú de navidad, reirnos y recordarnos que estamos juntos porque además de ser familia queremos compartir esos momentos al año que dan sentido a estas fechas que desde pequeños han sido tan especiales.
Aprovecho para poner un vídeo de una serie que personalmente me gusta mucho… trata de terapia a través del tiempo… pero eso lo dejo para otro post. Por el momento os dejo un trocito de “Being Erica”.
Sólo queda una semana…

307/365 Una boda especial

Bueno, el viernes noche estuvimos de boda… un evento especial porque compartíamos un día importante con un buen amigo que se casaba en este día lluvioso.
La boda era entre un friki (comics y superhéroes) y una fan de Harry Potter…
Joni y yo tuvimos ocasión de leer en el acto (boda civil), donde hicimos una “traducción” de la lectura de San Pablo a los Corintios, pero desde el punto de vista del novio… ahí va:

Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres, y de los superhéroes, si no tengo amor, soy como Darth Vader en el Día del Padre, o como Lex Luthor en el Día de la Amistad.

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, si no tengo superpoderes, no soy un Xman. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta… ¡Claro, el amor es como un superpoder, es como una vida extra en un videojuego! Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice superhéroe, dejé a un lado las cosas de niño. ¡Y encontré la respuesta en los comics! En pocas palabras, a partir de ahora existen tres cosas: super-banquete, super-baile y súper-diversión… Pero la más grande de todas, la que las une a todas, es el amor.

Fue genial, y sobre todo fue aún más fantástico el compartirlo… de fondo y dedicado a la novia… la BSO  de Harry Potter

275/365 ¿Quien dijo sueño?

¿Quien dijo sueño? by rutroncal
¿Quien dijo sueño?, a photo by rutroncal on Flickr.

El sueño de Gerardo Diego

Apoya en mí la cabeza,
si tienes sueño.
Apoya en mí la cabeza,
aquí, en mi pecho.
Descansa, duérmete, sueña,
no tengas miedo,
no tengas miedo al mundo,
que yo te velo.
Levanta hacia mí los ojos,
tus ojos lentos,
y ciérralos poco a poco
conmigo dentro;
ciérralos, aunque no quieras,
muertos de sueño.
Ya estás dormida. Ya sube,
baja tu pecho,
y el mío al compás del tuyo
mide el silencio,
almohada de tu cabeza,
celeste peso.
Mi pecho de varón duro,
tabla de esfuerzo,
por ti se vuelve de plumas,
cojín de sueños.
Navega en dulce oleaje,
ritmo sereno,
ritmo de olas perezosas
el de tus pechos.
De cuando en cuando una grande,
espuma al viento
suspiro que se te escapa
volando al cielo,
y otra vez navegas lenta
mares de sueño,
y soy yo quien te conduce,
yo que te velo,
que para que te abandones
te abrí mi pecho.
¿Qué sueñas? ¿Sueñas? ¿Qué buscan
-palabras, besos-
tus labios que se te mueven,
dormido rezo?
Si sueñas que estás conmigo,
no es sólo sueño;
lo que te aúna y te mece
soy yo, es mi pecho.

Despacio, brisas, despacio,
que tiene sueño.
Mundo sonoro que rondas,
hazte silencio,
que está durmiendo mi niña,
que está durmiendo
al compás que de los suyos
copia mi pecho.
Que cuando se me despierte
buscando el cielo
encuentre arriba mis ojos
limpios y abiertos.

181/365. Neruda…

Me encanta este poema de Neruda… como siempre, en función del estado en que lo leas, le das una interpretación diferente.

Es el poema XIV de 20 poemas de amor y una canción desesperada.

Juegas todos los días con la luz del universo.

Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.

Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día.
A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías.
De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada.
El cielo es una red cuajada de peces sombríos.
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos.
Se desviste la lluvia.
Pasan huyendo los pájaros.
El viento. El viento.
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres.
El temporal arremolina hojas oscuras
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo.
Tú estás aquí. Ah tú no huyes.
Tú me responderás hasta el último grito.
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo.
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos.
Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas,
y tienes hasta los senos perfumados.
Mientras el viento triste galopa matando mariposas
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.
Cuanto te habrá dolido acostumbrarte a mí,
a mi alma sola y salvaje, a mi nombre que todos ahuyentan.
Hemos visto arder tantas veces el lucero besándonos los ojos
y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes.
Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.

Y para vosotr@s, ¿qué significa la frase: “Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos”?

125/365. Carta de Penélope a Ulises

Banquito al mar, originalmente cargada por rutroncal.

Hoy te espero tejiendo una hermosa bufanda
intercalo colores, entre besos y ansias
En el jardín florecido de esperas inquietas
Mi corazón te llama y mi mente te sueña
OH mi Ulises querido, cuanto te amo en silencio
necesito tus besos, necesito palabras
tú rey de mi vida, sabes como endulzarme
y en un banco callado voy bordando esperanzas
Atraviesa tu barco, esas aguas revueltas
repletas se sirenas que a tu paso te llaman
te dedican su canto y embrujarte pretenden
no las escuches, amor, regresa a tu casa
Me acompañan níveas palomas
con sus trajes de gala, sus arrullos recuerdan
cuando tú me arrullabas tocando mi piel
cuando tierno y amoroso a mi te abrazabas
El tiempo ha pasado y mi amor que es eterno
te sigue esperando, no importa que en la noche
deshaga mi bordado y comience de nuevo
No habrá otro galán que acaricie mis manos
Soy tuya Ulises, mi amado, tesoro de mi espera
Los dioses bendijeron nuestra unión para siempre
Yo te amare más Alla de la muerte
Y en este banco espero, ansiosa que llegues…
Penélope

121/365. La caja de Besos

Chuches para el dia de la madre, originalmente cargada por rutroncal.

Hoy día de la madre, quería recordar un cuento que un día mi madre me regaló. Se llama la Caja de Besos.

“Hace ya un tiempo un hombre castigó a su pequeña hija de tres años por desperdiciar un rollo de papel dorado para envoltura. El dinero le era escaso en esos dias, por lo que explotó en furia cuando vio a la niña tratando de envolver una caja.
A la mañana siguiente, la niña regaló a su padre la caja envuelta y le dijo: “esto es para ti, papito”. El se sintió avergonzado, pero cuando abrió la caja y la encontró vacía, otra vez gritó con ira: ¿acaso no sabes que cuando se le da un regalo a alguien se supone que debe haber algo adentro?
La pequeña volteó hacia arriba el rostro y con lágrimas en los ojos le dijo:”oh, papito, ¡no esta vacía! Yo soplé besos dentro de esa caja y todos son para tí.”
El padre se sintió morir; rodeó con sus brazos el pequeño cuerpo de su hija y le suplicó que lo perdonara. Dicen que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y que siempre que se sentía derrumbado,tomaba de ella un beso y recordaba el amor que su hija habia depositado ahí.”

La mayoría de las veces la clave de este día no está en los regalos materiales, sino en los detalles.