Que no te la den con queso

Bueno, bueno.. en esta ocasión despedimos Septiembre y rápidamente damos la bienvenida a Octubre y encima tenemos la suerte de que lo celebramos con un post #a4manos con nuestro queridisimo Iñaki.

postureo colaborativoLos primeros martes de mes tenemos como de costumbre nuestro post colaborativo con Iñaki González , Técnico de RRHH en Fundación Hospital de Calahorra y autor del blog Sobrevivirrhhé

Iñaki, ¿qué significa post colaborativo?

Con post colaborativo queremos decir eso, que colaboramos, que un poquito yo, un poquito tú, mira a ver estas fotos que te mando, pues esta sí, o esta no…

Y es que en esto del “Internet de las Cosas” se lleva mucho lo de colaborar, que en menos que canta un gallo ya te han abierto un gdoc para que aportes… pero también hay, y debemos saber detectarlo a tiempo, gente que parece que sí pero no, gente que te dice “yo te ayudo” pero ya puedes esperarles con los brazos cruzados que no hay tu tía… lo que vamos a llamar #postureo colaborativo.

Pero no sólo en el “Internet de las Cosas”, que en el mundo real, en ese día a día de nuestra ajetreada vida laboral también nos podemos encontrar con este tipo de situaciones.

Lo bueno del caso es que hay auténticos profesionales del actuar como si estuvieran tratando de ayudarte, que hasta te sabe mal luego el no agradecerles el “no” haberte ayudado y terminan saliendo en la lista autores, colaboradores, etc. etc.

Seguro que nuestra coach de referencia nos puede dar unas claves para evitar este tipo de situaciones…

Gracias Iñaki!! Pues sí, me encanta la definición de @goroji de #postureo colaborativo para todas aquellas personas o situaciones que simulan una ayuda… y con el pie que Iñaki ha hecho, lógicamente lo primero que me viene a la cabeza son aquellos ejemplos en los que seguro que tenemos delante un/a manipulador/a, o un “falso/a asertivo/a”

¿En qué normalmente se diferencian? En que una persona que “posturea”, normalmente no te dice lo que piensa hasta que no te ha “sonsacado” sutilmente lo que tu opinas en primer lugar (así puede decir / opinar/ argumentar lo que más le convenga), que normalmente sus peticiones no son peticiones sino sugerencias indirectas o preguntas sin determinar responsabilidades en primera persona, para que te tomes tú mismo/a la responsabilidad directamente, y no suelen utilizar las frases en positivo y de afirmación (yo creo, yo pienso, a mí me gusta…) sino de sugerencia velada o con preguntas indirectas (¿no crees que es lo mejor?, supongo que todo el mundo piensa lo mismo, yo que tú… etc)

Pero mi intención no sólo es reflexionar sobre los “falsos/as asertivos/as” o “postureos colaborativos” que nos encontramos, sino que aprendamos también a dirigirnos positivamente hacia los demás para que no caigamos en la manipulación inconsciente (más socialmente aceptada / usada de lo habitual).

Mi consejo es que empleemos las frases en primera persona, utilizar lenguaje en positivo y verbos de acción (no pensar en lo que no se puede, sino en lo que se puede hacer), y sobretodo dejar nuestras intenciones de forma transparente en cualquier situación.

La cuestión es no pensar en que la mayor parte de la gente nos va a engañar, sino todo lo contrario; porque si pensamos así, no nos estamos dando cuenta de que estamos interaccionando con nuestro entorno de forma que finalmente seamos engañados o casi víctimas de… y no sabremos nunca si esa fue su primera intención o nosotros creamos el espacio adecuado para que ese engaño se diera.

Para que exista confianza… lo primero es confiar.

Para lograr algo, lo primero es creer firmemente en que sí podemos.

Sobre todo si podemos contar unos con otros de forma sincera.

¿verdad Iñaki? 🙂

 

Un diálogo entre Comunicación (ladirecciondelacomunicacion.wordpress.com) y RRHH (laverdadabsolutanoexiste.wordpress.com)

¿Cuál es tu mejor definición de Comunicación?

la foto -Existen muchas definiciones de comunicación en las teorías de la comunicación interpersonal y la comunicación social, pero para mí la mejor, la que prescribo e intento que guíe mi actividad es la que aprendí desde la práctica con la comunicación alternativa, que es “comunicación es poner en común”, implica sobre todo para mi algo tan importante como la bidireccionalidad, el acuerdo, el resultado, la estrategia, en suma la verdadera comunicación. Es además la traducción literal del latín, es como asegurar el origen.

Si lo pensamos desde el punto de vista de la interacción, nos tenemos que plantear dos premisas: La primera que comunicar significa tener un objetivo para comunicar y la segunda que ha de ser bidireccional. Por tanto, para mí la mejor definición de comunicación es trasladar de forma clara el objetivo que ha originado la comunicación y permitir el feedback de los que reciben el mensaje.

-Totalmente de acuerdo, sobre todo si es una comunicación organizacional o empresarial, aunque no debo evitar tener un resquemor a que los objetivos resten naturalidad, espontaneidad e incluso sinceridad a un intercambio tan noble como el de la comunicación.

 ¿Cuál es tu mejor definición de RRHH?

Para empezar, cada vez me gusta menos el concepto de RRHH (recursos humanos) y valoro más que hablemos de personas y por tanto todo lo que sea necesario para ellas en una organización. Por este motivo considero que los RRHH en una organizacila foto(1)ón han de concebir todo lo que tenga relación con las personas desde incluso antes de entrar en la organización, incluyendo su paso por la empresa tratando de aprovechar el máximo potencial y rendimiento, hasta su salida (tanto voluntaria como involuntaria).

– Por lo tanto, ¿Existe recurso más valioso en una empresa que las personas? A mí el concepto de RRHH me gusta, las personas son un recurso crítico, fundamental, como el financiero y así debe plasmarse, aunque comparto que depende cuál sea su visión y sobre todo si están en lo estratégico de las decisiones. Creo que además puede compartir con la comunicación esa transversalidad en ocasiones peligrosa pues si no disponemos de límites es difícil delimitar responsabilidades, lo que no es necesariamente bueno o malo.

¿En qué se fundamenta para ti la Comunicación?

– En saber articular el proceso de emisores, objetivos, canales, mensajes, medios, receptores, resultados, etc. La comunicación es la suma de muchos eslabones en la que cada uno de ellos tiene además movimiento propio. La combinación factorial de cada uno de ellos hace que la comunicación sea tan diferente en cada caso.

Estoy de acuerdo, aunque para mí lo primero sería tener en cuenta a las personas, pues partiendo de ellas podemos definir todos los demás elementos, pero siempre poniendo el foco en las personas que van a ser objeto de la comunicación.

¿En qué se fundamentan para ti los RRHH?
Para mí, lo más importante como ya he dicho son las personas, evidentemente hemos de tenerlas en cuenta para la estrategia de la compañía y para conseguir los objetivos, pero sin perderlas de vista (base fundamental para los RRHH). La única forma de que una empresa consiga sus objetivos es a través de las personas y para ello hay que evaluar, motivar, desarrollar, dar feedback, dirigir, comunicar, … proporcionar un entorno social que estimule la productividad, el aprendizaje, el desarrollo, la cooperación … y es a través de los procesos de RRHH (de momento seguiremos llamándolo así) y por supuesto de la comunicación los que pueden apoyar a que lo logremos.

– Al igual que la cadena de la comunicación, las personas poco pueden hacer si no cuentan con estrategia, objetivos, medios, responsables, etc. En ocasiones, lo más importante, debe ser lo más estructurado. En nuestra vida privada, a lo más importante ¿lo cuidamos? ¿lo dotamos de recursos?

¿Qué aporta para ti la Comunicación en el ámbito organizacional? ¿Y como profesional? ¿Y en lo personal?

– Para mí la comunicación es una herramienta vertebradora en una organización que no la concibo sin personas y por lo tanto sin comunicación. A través de un elemento tan transversal podemos actuar desde la estrategia a la vivencia de los valores cotidiana. En lo profesional, hacer tangible, concretar, coordinar una herramienta tan cotidiana y abstracta en proyectos es un reto cotidiano. En lo personal, la comunicación es mi vocación y la forma en la que me relaciono con el entorno.

Sin comunicación las personas y por ende las empresas no podríamos cooperar y por tanto trabajar juntas. La comunicación ha de ser el elemento que haga la toma de decisiones transparente. En ocasiones nos encontramos en organizaciones donde por mucho que la directiva piense en el bien común y en el máximo beneficio con el centro de atención en las personas sin una buena comunicación que traslade todo esto, probablemente esa toma de decisiones será malinterpretada. No debemos olvidar que el ser humano necesita entender su entorno y si no recibe información fidedigna para interpretarlo la creará o la buscará (de ahí los rumores). Cuanto más transparentes seamos a nivel de comunicación corporativa, menos probabilidad tendremos de generar entornos laborales llenos de rumorología y mal ambiente. En cuanto a la aportación de la comunicación en el ámbito personal para mí es igual de crítico (a fin de cuentas somos las mismas personas las que trabajamos que las que convivimos) y hemos de aplicar las mismas teorías en las empresas que en las familias/ grupos sociales. Si queremos generar confianza y ser confiables, hemos de ser buenos comunicadores, con todo lo que eso conlleva; no sólo a la hora de expresarnos sino también a la hora de preguntar, escuchar, estar receptivo, etc

– Probablemente si preguntáramos en profundidad a las organizaciones y a los directivos si quieren ser transparentes o incluso si quieren genera confianza, sincera, bidireccional, nos llevaríamos más de una sorpresa.

¿Qué aportan para ti los RRHH en el ámbito organizacional? ¿Y como profesional? ¿Y en lo personal?

Creo que ha habido una evolución importante en este ámbito. Antes se llamaban departamentos de Personal (gestión administrativa principalmente) y ahora estamos hablando de personas (por este motivo muchas organizaciones han cambiado ya su denominación del departamento y en lugar de recursos humanos hablan de personas, talento, desarrollo, etc). Los RRHH han de ser un departamento staff (en mi humilde opinión) que se encargue de aportar la visión a la organización de las personas y “obligue” a la directiva a no olvidarse que los objetivos se consiguen con personas y que éstas tienen procesos mentales, emociones, sentimientos, expectativas, modos de comportamiento… que han de ser tenidos en cuenta. Ojo! no digo que nuestras decisiones organizativas dependan de las personas, sino que éstas consideren a las personas y a su funcionamiento dentro del mapa de acción. Como profesional entiendo que hay que ser perseverante, no dejarse minusvalorar y tener valores y principios que sirvan para defender tu visión. Se nos acusa de ser “soft”, de ser blandos y de quizás poco estratégicos. Las personas tienen la energía necesaria y la motivación es parte de esa energía. Lamentablemente no todos funcionamos con los mismos estímulos y si no consideramos éstos podemos fracasar en organizaciones no por malas toma de decisiones sino malas implantaciones por no tener en cuenta este aspecto. A nivel personal trabajar con personas es lo más gratificante (a veces también lo más difícil), nos enriquece y nos fuerza a pensar desde varios puntos de vista. A veces las empresas son como las familias, puedes tener situaciones críticas, pero si las resuelves con éxito las relaciones se hacen más fuertes y tienes garantizada la visión conjunta que te llevará a conseguir lo que te propongas.

– Después de tantos años, si algo he aprendido es que no hay nada más “hard” que un equipo alienado. Los RRHH no son “soft” y pobre del que siga pensando así.

Si quieres compartir conmigo la comunicación: www.ladirecciondelacomunicacion.wordpress.com

Si quieres compartir conmigo los RRHH:      www.laverdadabsolutanoexiste.wordpress.com

¿Qué valores tienes?

Ultimamente en los cursos de formación se aprovecha para trabajar algo más de lo que son las habilidades del ámbito laboral, como liderazgo, comunicación, etc; se ha demostrado que trabajar estas habilidades sin facilitar “el cambio de chip” es como querer dejar de fumar sin desearlo del todo.
Una de las reflexiones que son más útiles para desarrollar nuestras habilidades y que nos sintamos capaces de hacerlo, es trabajar sobre nuestros valores.
Para conocernos un poco más a nosotros mismos es relevante identificar nuestros valores y/o principios.
Os propongo el siguiente ejercicio:
Del listado de la imagen tendremos que elegir 5 valores (os puede servir elegir 10 y poco a poco ir eliminando hasta quedarnos con 5).
De esos 5, es importante que definamos qué significa ese valor para mi; tras la definición, describiremos lo que hago / hacemos para satisfacer ese valor. 
Por ejemplo: satisfago mi valor de “responsabilidad” cada vez que cumplo con mi lista de tareas diarias y siento que he hecho todo lo que he podido. Escribiremos como mínimo 3 acciones por cada valor.
El siguiente paso, sólo lo haremos cuando hayamos realizado el paso anterior, y es que al lado de cada acción, seamos honestos con nosotros mism@s e indiquemos con cuánta frecuencia hago / cumplo con esa actividad o incluso me pregunte cuánto tiempo hace que no lo hago.
Cuando hagamos este ejercicio nos daremos cuenta tanto de dónde pueden estar nuestras áreas de mejora como en dónde están nuestros principios, de la misma manera seremos conscientes de que si hay un valor que es descuidado durante un tiempo determinado generará en nosotr@s una sensación de malestar, ansiedad y/o estrés y por tanto ya es un principio desde el cual trabajar ¿no creéis? 
Tras este ejercicio ¿qué os viene a la cabeza?