Gente pequeña, haciendo cosas pequeñas,… grandes cambios

Hoy ha sido un día de relax. Un día en el que nos hemos relajado, hemos ido a dar una vuelta, hemos estado de tumbing-sofa… y por supuesto, vuelta a la toma de contacto con las redes… y conmigo misma.acción

He estado quitando las hojas secas a uno de nuestros bambus. Las hojas secas se estaban apoderando de él y a modo de revelación he sentido el impulso de quitárselas. No quería que las hojas secas le convencieran de que estaba muerto, de que no tenía posibilidad de seguir siendo verde y hermoso. De la misma forma que las personas necesitamos alejarnos de la negatividad para que las cosas buenas empiecen a tomar color y forma a nuestro alrededor.

Y en cuestión de segundos me ha venido a la cabeza un vídeo que he visto en facebook y he compartido segundos después. Es éste:

Si lo veis … son cosas pequeñas, detalles del día a día que pueden inspirar y animarnos a todos nosotr@s a ayudarnos l@s un@s a l@s otr@s…. a fin de cuentas eso depende de cada un@ y cuesta lo mismo!! Quizás hay gente que siga pensando que no merece la pena… quizás … yo espero que no, nos rodean un montón de oportunidades de provocar una sonrisa y de porqué no contagiar de entusiasmo a nuestro alrededor y seguir siendo ejemplo.

La verdad es que hace poco fue la gran recogida de Banco de Alimentos y anima saber que la campaña fuera tan bien. Son noticias que te llenan de esperanza y te hacen sentir parte de un avance, de un pequeño cambio. El problema es que luego salen noticias de irregularidades, ves las noticias y no paras de ver ejemplos de corrupción sin consecuencias, porque por mucho que terminen yendo a la cárcel (que eso está por ver) no se devuelve el dinero defraudado / robado… y eso, sinceramente, hace que desconfíes.confianza-partners-300x224

Y es una pena, porque la sociedad nos ha robado o nos está queriendo robar algo que es fundamental para el desarrollo no sólo económico, sino social, emocional, etc que es la confianza.

¿Y eso como se recupera? entiendo que no dejándonos caer. Entiendo que perseverando, entiendo que continuando dando ejemplo de que sí se puede. De que no hay que perder la esperanza en la raza humana, de que siguen existiendo personas que hacen creer que todo es posible y que podemos cambiar. Ahora, no esperemos que el mundo se cambia solo. El cambio empieza por uno mismo. El cambio empieza por el ejemplo de cada uno de nosotros, por empezar a hacer las cosas de forma diferente y seguir influenciando en nuestro entorno por que las cosas cambien. No sólo en el ámbito político. Hemos de empezar por nuestros valores. No vale el “y tu más”. No vale que cuando alguien salga con un delito por la tele, pensemos que esa persona tendría que estar impune porque hay otro que cometió otro delito más grave y sigue indemne. Quizás hay que plantear el cambio de leyes, el replanteo de condenas,… no sé. Sólo sé que no es posible que éramos uno de los países más prometedores de Europa y que hoy los talentos se fugan, ya no invertimos en I+D+i y que parece que todo el mundo es corrupto a su nivel (desde engañar en el peso de las frutas del supermercado, declaración de hacienda, …).

Por el momento, me conformo con seguir tratando de influenciar de forma positiva. Por seguir mentalizando de que el cambio es posible. En mi círculo de influencia están personas y por ende empresas… pero yo misma trato/ trataré  de ser ejemplo.

¿Y tú?

311/365 Pintxos en pamplona

Pintxos en pamplona by rutroncal
Pintxos en pamplona, a photo by rutroncal on Flickr.

Una de las mejores cosas que tiene internet, es que a través de twitter puedes conocer gente interesante con la que compartes intereses y motivaciones y te ayuda a mantener cerca a tus amigos 1.0 que por circunstancias geográficas viven lejos de tí a diario…
Lo maravilloso de la amistad es enriquecerte de diferentes puntos de vista, experiencias, cualidades, etc.
El miércoles tuve la oportunidad de compartir una tarde estupenda junto a mi @goroji y conocer personalmente a mi “primo” @Erronkari y a @aguitarte, con los que pude compartir una tarde de risas, conversación interesante,… y al final lluvia.
Para reflejar lo que nos aporta la amistad y lo que a veces nos perdemos cuando sólo nos fijamos en nuestra perspectiva, tenemos el siguiente cuento… “Cuento de la amistad”,… para que tengamos en cuenta la potencia que tiene si todos vamos hacia el mismo camino y aportamos nuestro color…
Un día, todos los colores del mundo empezaron a discutir entre ellos, ya que cada uno pretendía ser el mejor, el más importante, el más bello, el más útil, el favorito de todos.

El verde afirmó: “Soy el más esencial, es innegable. Represento la vida y la esperanza. He sido escogido como la hierba, los árboles y las hojas. Sin mí, los animales morirían. Mirad el campo y veréis que soy el que más presente está.”

El azul tomó la palabra: “Tú sólo piensas en la tierra, pero olvidas el cielo y el océano. Es el agua la base de la vida. Y el cielo nos da el espacio, la paz y la serenidad. Sin mí, ninguno de vosotros seríais nada.”

El amarillo se rió ante esas palabras: “Que gracia que me hacéis los dos. Yo aporto la risa, la alegría y el calor al mundo. La prueba es que el sol es amarillo, al igual que la luna y las estrellas. Cada vez que miráis un girasol, el os demuestra que yo soy la vida. Sin mí, no habría ningún placer en esta tierra.”

La naranja elevó su voz entre el tumulto: “Soy el color de la salud y de la fuerza. Tal vez me ven menos a menudo que a vosotros, pero soy útil para las necesidades de la vida humana. Transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, en las calabazas, en las naranjas, en los mangos, en las papayas,… No estoy presente todo el tiempo, pero cuando coloreo el cielo en los amaneceres o atardeceres, mi belleza es tal que se fija ya en vosotros, sólo en mí.”

El rojo que se había mantenido al margen hasta ese momento, tomó la palabra alto y fuerte: “Yo soy el jefe de todos los colores, porque soy la sangre, la energía de la vida. Soy el color del peligro y de la valentía. Siempre estoy dispuesto a pelearme por una causa. Sin mí, la tierra estaría tan vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor, de la Rosa roja, de la Poinsetia y de las Amapolas.”



El púrpura se levantó y habló dignamente: “Yo soy el color de la realeza y del poder. Los reyes, los jefes y los obispos siempre me escogieron porque soy el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me interroga: me escuchan y obedecen.”

Finalmente, el índigo tomó la palabra, con mucha más calma que los demás, pero con la misma determinación: “Pensad en mí. Soy el color del silencio. Quizás no me hayáis visto, pero sin mí seríais insignificantes. Represento el pensamiento y la reflexión, la sombra del crepúsculo y las profundidades del agua. Me necesitáis para el equilibrio, el contraste y la paz interior.”

Y así los colores continuaron jactándose, convencidos cada uno de ellos de su propia superioridad. Su disputa se hizo cada vez más fuerte. Pero de repente, un relámpago apareció en el cielo y el trueno gruñó. La lluvia comenzó a caer fuerte. Inquietos, los colores se acercaron unos a otros para sentirse seguros.

Y en medio del clamor, la lluvia tomó la palabra: “¡Idiotas! ¡No dejáis de discutir y cada uno intenta mandar sobre los demás! ¿¡No sabéis que cada uno de vosotros existís por una razón especial, única y diferente? ¡¡Juntad vuestras manos y venid conmigo!!” Los colores obedecieron y unieron sus manos.

Y la lluvia prosiguió: “De ahora en adelante, cuando llueva, cada uno de vosotros atravesará el cielo para formar un gran arco de colores y demostrar que podéis vivir juntos en armonía. El arco iris es un signo de esperanza para la vida. Y cada vez que la lluvia lave el mundo, un arco iris aparecerá en el cielo, para recordar al mundo que debemos amarnos los unos a los otros. “
¿Y tú? ¿has encontrado el color que eres? ¿También tratas de crear un arco-iris con el resto de tus amig@s?
¿Cómo interpretas tú esta lectura?

No he encontrado el autor, pero el cuento lo encontrareis aquí