Adaptarnos a los cambios sin miedo (Nomiedo)

Nomiedo, de Pilar Jericó, es un libro que hace tiempo que quería leerlo. He oído y leído comentarios de que estaba bien y todavía no había tenido ocasión. Hasta ahora.

no miedo

Me ha gustado. En mi colaboración del domingo pasado en el blog de @pilidorita lo elegí como el libro a proponer, y he pensado que sería interesante dedicarle un “poquico” más al tema del libro en cuestión.

Y es que estamos rodeados de miedos, más racionales, irracionales, en la vida profesional y en la personal…

Decía Edmund Burke:

“Ninguna pasión elimina tan eficazmente la capacidad de actuar y de razonar de la mente como lo hace el miedo”.

A lo largo del libro, Pilar Jericó nos hace reflexionar sobre los tipos de miedo que existen y de cómo nos hacen reaccionar en según qué situaciones. Así como nos pone ejemplos a nivel organizacional de cómo se funciona con la gestión por miedo y que consecuencias genera.

Me parece muy significativa una de las historias que comparte en el libro de cómo se transmite el miedo:

Un equipo de científicos colocó a 5 monos en una jaula, y en su interior, una escalera y, sobre ella, un montón de plátanos. Cuando uno de los monos subía a la escalera para coger los plátanos, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre el resto. Después de algún tiempo, cuando algún mono intentaba subir, los demás se lo impedían a palos. Al final, ninguno se atrevía a subir a pesar de la tentación de los plátanos.

Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos.

Lo primero que hizo el nuevo fue subir por la escalera pero los demás le hicieron bajar rápidamente y le pegaron. Después de algunos golpes, el nuevo ya no volvió a intentarlo. Cambiaron mono tras mono, hasta que todos los veteranos fueron sustituidos y ninguno había experimentado el chorro de agua fría. Sin embargo, continuaban pegando al que intentara coger los plátanos.

Si fuera posible preguntarles… seguro que la respuesta sería: “No sé, las cosas siempre se han hecho así…”.

La cuestión es que ante el miedo, si la biología fuera la única que dirigiera nuestro comportamiento, nuestras reacciones ante el miedo serían:

  • Huída: “Paso de líos”
  • Sumisión: “Para lo que Ud. mande”
  • Inmovilidad: “No sé”
  • Defensa agresiva: “Esto es un asco”

Teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos tenemos miedos como:

  • al fracaso, a equivocarnos, a fallar,…
  • al rechazo, a las críticas, a ser diferente,…
  • al cambio (todo tipo de cambios)
  • a la no supervivencia (toda situación que amenace nuestro status quo)
  • a la pérdida de poder,…

Las claves serían en primer lugar tener una misión, un proyecto claro, saber definir el objetivo hacia donde vas, a dirigir tus esfuerzos y sobre todo verte reflejado para poder pedir / tener definidas tus acciones, tus responsabilidades y cometidos, para saber por donde empezar,…

Importante superar la zona de confort.

El cambio es incertidumbre, pero también es aprendizaje; hay que transformar el paradigma de salir de la zona de confort como pánico y quizás mentalizarnos que es posible que perdamos algo por el camino, que algo salga mal, aunque lo más importante es lo que aprenderemos (“para aprender, perder…”)

Y sobre todo debemos comunicarnos con nuestro entorno, hablar, darle nombre a nuestros miedos y hacerles frente.

Si nuestros miedos implican a otras personas.. debemos hablarlos, y sino, .. a veces el hablar con otros nos ayuda a superarlo.

La clave: pensamiento y lenguajes positivos.

¿Nos animamos a listar a qué tenemos miedo y a plantearnos qué pasaría si nos atrevemos a superarlos? ¿Cómo? a veces lo que más funciona es plantearnos el “¿Y si ocurriera?”… “¿Qué haría entonces?”

Qué Horroroscopo, Dios mío que horroroscopo…

Creamos en el horóscopo, o no, es difícil que a lo largo de nuestra vida no haya habido algún momento en el que hayamos leido atentamente nuestro horóscopo, el de nuestros/as amigoshoróscopo/as, etc.

El caso es que en los momentos de nuestra vida en los que sentimos que tenemos menor control o tenemos mayor incertidumbre sobre lo que va a pasar, mucha gente recurre a aquello que creemos que pensamos que nos da el apoyo / soporte / seguridad que nos falta. Como cuando contamos algo a un amigo/a y lo único que queremos es que nos diga “todo va a ir bien”, como si fuera una predicción exacta de lo que será el futuro más cercano.

Esta semana me he terminado de leer el libro: “Postdata: Te quiero” (Cecelia Ahern), ya había visto la película y como siempre, a pesar de que la peli me gustó, el libro es mucho mejor, el título puede dar la impresión de ser un libro ñoño y romanticón, pero nada de eso, es un libro que trata cuestiones como el duelo, el amor, la amistad, el humor,… y que durante toda la lectura estás navegando en un mar de risas y lágrimas. La cuestión (y el porqué de esta entrada) es que hay un trocito del libro en el que la protagonista (que trabaja para una revista) recibe la invitación a una reunión de “Astrología”, comenzando la misma de la siguiente manera:

Holly soltó el maletín sintiéndose estúpida y siguió a Alice hasta la sala de juntas, donde el resto del personal aguardaba sentado.
-Atención todos, ésta es la primera reunión de astrología a la que acude Holly, así que demoslé la bienvenida -anunció Alice.
Holly tomó asiento mientras los demás aplaudían en broma la incorporación de un nuevo miembro a la mesa. Chris se dirigió a Holly:
-Holly, sólo quiero que sepas que no tengo absolutamente nada que ver con esta tontería y me disculpo de antemano porque te veas envuelta en ella. -Corta el rollo, Chris.
Tracey hizo un ademán a su jefe y, provista de un bloc de notas y un bolígrafo, se sentó a la cabecera de la mesa.
-Muy bien, ¿quién quiere empezar este mes? -Empecemos por Holly erijo Alice con generosidad. Holly miró alrededor, desconcertada.
-Pero Holly no tiene idea de lo que estamos haciendo. -Veamos, ¿cuál es tu signo del zodiaco?
-Tauro -contestó Holly.
Todos se deshicieron en exclamaciones y Chris apoyó la cabeza en las manos fingiendo que no se divertía.
-Fantástico -dijo Tracey muy contenta-. Nunca habíamos tenido un Tauro hasta ahora. Bien, ¿estás casada o sales con alguien o vives sola?
Holly se sonrojó al ver que Brian le guiñaba el ojo y que Chris le sonreía alentadoramente. Su jefe era el único de la mesa que sabía lo de Gerry. De pronto reparó en que era la primera vez que tenía que responder a aquella pregunta desde que Gerry había muerto y se sintió un tanto insegura.
-Bueno… no, en realidad no salgo con nadie, pero…
-Perfecto -dijo Tracey, comenzando a escribir-. Este mes Tauro deberá buscar a alguien alto, moreno y guapo y… -Se encogió de hombros y levantó la vista-. ¿Alguna idea?
-Porque tendrá un gran impacto sobre su futuro -terció Alice.
Brian volvió a guiñarle el ojo. Obviamente le divertía que él también fuese alto y moreno, y obviamente estaba ciego si creía que era guapo. Holly se estremeció y desvió la mirada.
-Bien, la cuestión profesional es fácil -prosiguió Tracey-. Tauro estará ocupada y satisfecha con la cantidad de trabajo que se le avecina. El día de la suerte será… -Lo pensó un momento-. Un martes, y, el color de la suerte… el azul -decidió tras fijarse en el color de la blusa de Holly-. ¿Quién es el siguiente?
-Espera un momento -interrumpió Holly-. ¿Esto es mi horóscopo para el próximo mes? -preguntó impresionada. Todos los presentes se echaron a reir.

La cuestión es que este trocito y lo que continúa me hizo reir bastante, porque a pesar de saber de dónde salían los comentarios del Horóscopo, aún trataban algunos personajes del libro dar explicación a las “predicciones” en el mes.

Y es curiosa la llamada también “la ley de la atracción” que tanto ha dado que hablar el libro de “El Secreto” (es lo que también se llama en psicología como la “Profecía autocumplida”), pudiendo resumir a la misma en Te conviertes en lo que piensas, por lo que hemos de saber que en cierta manera podemos ser responsables de nuestro futuro. Lógicamente nuestro pensamiento y nuestro convencimiento sobre lo que va a pasar puede ser influenciado por el horóscopo, por las creencias positivas o negativas de cómo va a ser mi día, etc.

Esto ocurre también con los amuletos, el pensar que para ir a una entrevista / reunión hemos de ir vestidos con una determinada camisa / color, el seguir ciertos pasos a modo de ritual antes de salir de casa… todo está en nuestra cabeza, chinito de la suertesomos nosotros los que nos dictamos el camino hacia una percepción de éxito o fracaso (no hemos de recordar que no existen los terminos absolutos ¿verdad?). Incluso las modas nos condicionan para esto, ¿recordais los chinitos de la suerte?

Seamos nuestros propios chinitos de la suerte y busquemos el éxito dentro de nosotros, a fin de cuentas:

Todo lo que llega a tu vida tú lo atraes a ella, es atraído hacia tu vida en virtud de las imágenes que mantienes en tu mente. Pensamiento = Atracción. El Secreto

¿Ambición? ¿Porqué? ¿Para qué?

¿Qué es la ambición? ¿Qué ambicionamos? ¿Todos tenemos las mismas ambiciones? ¿Nos mueven las mismas cosas? ¿Es la ambición lo mismo que la motivación?

Revisando las definiciones de ambos conceptos podemos interpretar que la ambición es el deseo, lo que nos llama y fija nuestra atención y la motivación lo que hace que nos movamos a conseguirlo, a perseverar por lograr nuestras ambiciones.

No sólo es importante que tengamos identificadas nuestras ambiciones o nuestros objetivos, sino que también sepamos calibrar el esfuerzo y la motivación que estamos dispuestos a invertir.

Para explicar todo esto, me gustaría compartir con vosotros un relato sobre un pescador mexicano y un banquero americano… no he logrado localizar el autor. Dice así:

Un hombre de negocios norteamericano estaba en el embarcadero de un pueblecito costero de México cuando llegó una barca con un solo tripulante y varios atunes muy grandes.
El norteamericano felicitó al mexicano por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo había tardado en pescarlo. El mexicano replicó: Oh! Sólo un ratito. Entonces el norteamericano le preguntó por qué no se había quedado más tiempo para coger más peces. El mexicano dijo que ya tenía suficiente para las necesidades de su familia.
El norteamericano volvió a preguntar: ¿Y qué hace usted entonces con el resto de su tiempo?
El mexicano contestó: – Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer, voy cada tarde al pueblo a tomar unas copas y a tocar la guitarra con los amigos. Tengo una vida plena y ocupada, señor.
El norteamericano dijo con tono burlón: – Soy un graduado de Harvard y le podría echar una mano. Debería dedicar más tiempo a la pesca y con las ganancias comprarse una barca más grande. Con los beneficios que le reportaría una barca más grande, podría comprar varias barcas. Con el tiempo, podría hacerse con una flotilla de barcas de pesca. En vez de vender su captura a un intermediado, se la podría vender al mayorista; incluso podría llegar a tener su propia fábrica de conservas. Controlaría el producto, el proceso industrial y la comercialización. Tendría que irse de esta aldea y mudarse a Ciudad de México, luego a Los Ángeles y finalmente a Nueva York, donde dirigiría su propia empresa en expansión.
– Pero señor, ¿cuánto tiempo tardaría todo eso? – De quince a veinte años. – Y luego ¿qué?
El norteamericano soltó una carcajada y dijo que eso era la mejor parte: – Cuando llegue el momento oportuno, puede vender la empresa en bolsa y hacerse muy rico. Ganaría millones.
– ¿Millones, señor? Y luego ¿qué? – Luego se podría retirar. Irse a un pequeño pueblo costero donde podría dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con sus nietos, hacer la siesta con su mujer e irse de paseo al pueblo por las tardes a tomar unas copas y tocar la guitarra con sus amigos.
– Bueno, pero eso es lo que hago ahora señor ¿Por qué tengo que esperar veinte años?

Lo importante es identificar qué es lo que nos mueve, pero a nosotros, no a los demás. Qué queremos hacer con nuestra vida y qué estamos dispuestos a sacrificar.
Me gustaría compartir con vosotros/as un trocito de una serie que he comenzado a ver. Se llama “Perception” y el protagonista es un tanto peculiar ya que es esquizofrénico y además neurocientífico y además profesor de facultad… en este trocito explica el origen de la ambición en nuestro cerebro:


Para finalizar un video… de un tan Joe McElderry que me ha gustado no sólo porque su canción se titula “Ambitions” sino porque además su video incluye una flashmob

¿En qué vas a diferenciarte?

Soledad? by ► Play
Soledad?, a photo by ► Play on Flickr.
Hay dos etapas en el año en las que nos permitimos reflexionar sobre nuestra vida y sobre los objetivos que queremos alcanzar a lo largo de ella; la primera es en las vacaciones de verano, coincidiendo muchas decisiones fundamentales con la vuelta al trabajo después de dichas vacaciones y la segunda es el fin de año y la vuelta en Enero, el hecho de que acabe el año psicológicamente lo interpretamos como un “acabar algo” para “empezar algo”…
Este año va a ser complicado, no hacen más que decirnoslo a través de la prensa, la radio, la televisión, nuestros conocid@s, … todo lo que nos rodea, y ante semejante circunstancia yo me pregunto ¿qué voy a hacer este año que vaya a aportar algo diferente? ¿cuál va a ser mi clave personal?
Mi compromiso a lo largo de 2012 es no rendirme, no dejarme arrastrar por la resignación, por la complacencia y condescendencia (tanto para conmigo como para los que me rodean). Seguir siendo positiva y seguir viendo la parte llena del vaso. Confiar en que todo es posible sin olvidar que todos los caminos tienen piedras.
Todos tenemos algo que aportar, algo que hacer, algo que ofrecer,…. yo voy a seguir siendo el junco que resista a las tormentas ¿y tú?
Para terminar… me gustaría recordar este trocito de la conferencia de Steve Jobs que tanto ha dado la vuelta al mundo en este año y que en estos momentos de reflexión le veo tanto sentido:
“Tu tiempo está limitado, así­ que no lo desaproveches viviendo la vida de algún otro. No te dejes arrastrar por los dogmas, que es lo mismo que vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahoguen completamente tu voz interior. Y más importante, ten el valor de seguir a tu corazón y a tu intuición. Ellos, de algún modo, ya saben en lo que verdaderamente te quieres convertir. Todo lo demás es secundario.”
STEVE JOBS (1955-2011)

322/365 Vaso medio vacío o medio lleno?

Cuántas veces hemos oído esta expresión … como indicador del positivismo o negativismo por excelencia por parte de quien la dice ¿verdad?, pero el caso es que es cierta…, o por lo menos según nos expresamos, estamos reflejando como vemos el mundo. Según vemos el vaso tendemos a ver la vida, los problemas, las diferentes situaciones,…

Es curioso pero a lo largo de toda nuestra experiencia aprendemos que una limitación, conlleva unas cuantas más, y cuando nos plantean una limitación / una condición / una barrera,… en lugar de pensar en TODO lo que podemos hacer o NO está condicionado por esta limitación, nos bloqueamos pensando y/o buscando el resto de limitaciones y/o barreras que están “escondidas” porque asumimos que deben de haber más, y si éstas NO existen,… somos nosotr@s las que las creamos para darnos a nosotr@s mism@s la razón de que éra lógica nuestra búsqueda.

Estamos acostumbrados a pensar de forma negativa y a ver como “extraño”, “irrealista”, “inmaduro”, “inconsciente” a aquell@s que piensan en imposibles, que no se detienen en buscar las limitaciones sino van buscando los “huecos” para seguir caminando hacia sus objetivos.

¿Y ahora os pregunto? ¿Quién llega con mayor probabilidad a conseguir sus sueños? porque “la suerte” no puede ser la única respuesta.

312/365 Volar

Vuelo Pamplona - Madrid by rutroncal
Vuelo Pamplona – Madrid, a photo by rutroncal on Flickr.

Después de tantos aviones, tantos viajes de una punta a otra de España… casi te olvidas de que la sensación de volar hay personas a las que les da respeto… e incluso miedo…
Pero no sólo volar en avión… sino volar en la vida… arriesgar… ir en busca de los sueños que flotan en las nubes de nuestra consciencia.

miedo a volar
volar…

Me pregunto…
¿que sensación será esa?,
la de volar sin límites
la de conquistar aquellos sueños
sin que se vuelvan pesadillas…
Suena muy raro, todo parece ser perfecto,
salvo un detalle, LA VIDA…
Pienso……
en una batalla perdida,
una mirada hacia la nada,
un paso al fracaso….
El temor no me deja ver,
mi cobardía me averguenza….
En fin ….para construir mi historia,
vale la pena desafiar al destino…
Porque SER LIBRE
es ver el mundo como se desea,
y afrontar ese miedo,
es volar mas allá de la vida…..

Autor: Lore Zapata

293/365. Comienza el día

Desayuno en el hotel by rutroncal
Desayuno en el hotel, a photo by rutroncal on Flickr.

Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión, pero una de las cosas que más me gustan a lo largo del día es el momento del desayuno… y dedicarle el tiempo para tomar rienda del día que comienza.
Cuando estoy de viaje reconozco que no me gustan las salas de desayuno que se llenan de gente y no me permiten conectar conmigo misma dado el “jaleo” o “ruido” que hay… Menos mal que me llevo mi móvil y gracias a twitter, y/o al whatsap me concentro en lo que necesito y vuelvo a mi momento “zen”.
¿Y a vosotr@s? ¿Cómo os gusta empezar el día?

284/365 Ratatouille

En un momento del paseo diario junto con el pelón, hemos tenido oportunidad de ver un pequeño ratoncillo que tranquilamente estaba royendo un dátil…. 
Cuando he querido acercarme para fotografiar el momento… el pequeño roedor ha sido asustado por el gruñido que le ha soltado mi pelón… así que con suerte he podido pillar el momento de la huida… jejeje
El caso, es que este pequeño roedor, me ha recordado a la película de Ratatouille y al lema del Chef Gusteau de “cualquiera puede cocinar”… bien, creo que este mismo lema puede aplicarse a cualquier ámbito de nuestra vida, pensando que la ilusión, pasión, esfuerzo y perseverancia pueden ser ingredientes suficientes y necesarios para lograrlo ¿no creéis?

Os dejo la crítica final de Antón Ego … y pensar en cuántas veces estamos siendo críticos de los que nos rodean o de nosotros mismos y cómo eso interviene en las consecuencias….

281/365

Escaleras cc @taitechu by rutroncal
Escaleras cc @taitechu, a photo by rutroncal on Flickr.

A veces la vida es como una escalera… nos vamos encontrando escalones que podrían asemejarse a los esfuerzos o a las dificultades que vivimos o experimentamos en el día a día…

Hay escalones más empinados y que hacen que tengamos que tomar aire para poder subir de un salto y otros que son tan bajitos que ni tan siquiera somos conscientes de que seguimos subiendo…

La altura de la escalera podría ser lo larga que es nuestra vida… y el ángulo de cómo de empinada está, sería el nivel de vicisitudes que atravesamos…

Lo malo es que a veces avanzamos a través de la escalera de nuestra vida sin mirar atrás y fijándonos en el siguiente escalón, olvidando todo lo que llevamos avanzado y subido y/o otras veces, estamos tan pendientes de lo que hemos subido, de la pendiente que hemos alcanzado que corremos el peligro de caernos por un “mal de altura”…

Creo que deberíamos valorar todos los escalones que hemos subido, que hemos atravesado, sin dejar de mirar hacia delante, porque sino corremos el peligro de caernos “escaleras abajo”, ¿no creéis?

278/365. La esperanza de un sueño

Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas. Noam Chomsky
Esta frase quizás resume lo que podríamos sacar en conclusión del cuento que es escribo a continuación, aunque cada uno debería sacar su propia moraleja y analizar los sueños que le han llevado tanto al día de hoy como los sueños que espera llevar a cabo en el futuro.
El cuento trata de una pequeña oruga que tenía un sueño y que no dudó en hacer todo lo que tenía en sus mano para llevarlo a cabo.
Un pequeño gusanito se dirigía un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un grillo. 
-Hacia dónde te diriges?- le pregunto. 
Sin dejar de caminar, la oruga contestó: 
-Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo admiraba todo el valle. Me gusto lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo. 
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: 
-¡Debes estar loco!, ¿Como podrás llegar hasta aquel lugar? ¡Tu, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable. 
Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escucho. 
Sus diminutos pies no dejaron de moverse. De pronto se oyó la voz de un escarabajo: 
-¿Hacia donde te diriges con tanto empeño? 
Sudando ya, el gusanito le dijo jadeante: 
-Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo. 
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó una carcajada y luego dijo: 
-Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa. 
El escarabajo se quedo en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuo su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. 
¡No lo lograras jamas! -le dijeron-, pero en su interior el gusanito sentía un gran impulso que lo obligaba a seguir. 
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar para descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. 
-Estaré mejor, fue lo último que dijo, y murió. 
Todos los animales del valle durante varios días fueron a mirar sus restos. 
Ahí estaba el animal mas loco de la región. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. 
Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable. 
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos. Aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa. 
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría su sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.

El éxito de la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.
El autor no he logrado encontrarlo, aunque una versión del cuento, la podréis encontrar aquí: http://www.poemas-de-amor.es/cuentos-leyendas/la-esperanza-de-un-sueno.php
Bueno, y ahora…. ¿sois capaces de escribir vuestros sueños y poner vuestro empeño en cumplirlos?