¿Y ahora que hacemos con nuestros sueños?

Año 2014… ayer volvimos a acometer nuestro  proyecto  especial #a4manos con mi gran amigo Iñaki González pero… hemos querido darle un toque diferente y… aún más práctico de tal manera que a partir de ahora el primer martes de cada mes os propondremos un tema de reflexión y el día siguiente compartiremos una práctica o un juego o una lectura o …. Ya se nos ocurrirán más cosas … 🙂 así que nos juntamos de nuevo SobreviviRRHHé! y La Verdad Absoluta No Existe para ofreceros lo mejor de nuestras intenciones y corazones… a ver que tal sale.

Comenzábamos ayer con una frase que nos inspiraba que a pesar de la edad eso no tenía que ser límite para crear sueños. ¿te acuerdas? Sino… por favor pásate antes por el post de los Nuevos Retos para el 2014 y … no te olvides de volver! 🙂

La cuestión es que como decía Paulo Coelho

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante

Y ¿de qué están hechos nuestros sueños? ¿Qué ingredientes necesitan? ¿cómo podría ser la receta?

Nuestros sueños, deberían tener un vasito de ilusión, una cucharada de pasión, unas migas de cordura, una pizca de riesgo, unos gramos de dificultad y mezclar todos los ingredientes en el bol de la acción y dejarlo cocer en el horno de la experiencia.

la foto

Ayer proponíamos los 4 pasos para que nuestros sueños abandonaran las nubes … ¿qué os parece que Iñaki comparta un sueño y sus pasos para que veáis cómo lo podemos aplicar? ¿qué te parece Iñaki? ¿te animas?

¿Truco o trato? Quién me mandará a mí meterme en estos líos, jajaja…

¿A qué huelen las nubes? ¿De qué están hechos los sueños? ¿Qué ingredientes necesitan?

Creo que voy a llamar al crío este de Logroño que lo ha petado en MasterChefJunior a ver si tiene la receta de los sueños y me hace uno rico-rico, jajaja…

Y aunque los sueños, sueños son (que diría aquel) mi receta ideal creo que debería llevar mucho de realismo, mucho de planificación, mucho de sacrificio y, por supuesto, mucho de ilusión, porque la ilusión será la salsa que hará que podamos seguir soñando cuando todo se tuerce… porqué sí, querido lector, al final siempre se tuerce… pero debemos ser constantes y demostrar tenacidad para volver a enderezar el rumbo, y la suficiente mano izquierda para si no enderezarlo, al menos, sí saber modificar las coordenadas necesarias para llegar a buen puerto.

Pero véis, ya me he liado, será que no me gusta cocinar. Parece ser que para mí los sueños, más que un guiso, son un viaje, una aventura… y como tal, hay que atreverse a vivirla. El destino, la suerte, o el karma (o en lo que quieras que creas) hará que llegues o no, pero lo importante será lo que vayas recogiendo en el camino.

NOTA: Mi sueño… otro día os lo cuento, lo prometo!

Bueno, la propuesta está echada, de sueños va la cosa.. quizás será cuestión de entrenar los sueños lúcidos para visualizar nuestros propósitos y hacerlos realidad ¿qué os parece contar con Iker Jiménez para que nos lo explique? 🙂

http://www.ivoox.com/control-mental-suenos-lucidos-16-01-2011-3-audios-mp3_rf_495041_1.html

http://www.ivoox.com/control-mental-suenos-lucidos-16-01-2011-3_md_495041_1.mp3″ Ir a descargar

¿Qué será será….?

Otro año más, otro mes de Diciembre seguido de ese mes de Enero que hace que nos sintamos algo torpes cuando al escribir la fecha en los días siguientes nuestro subconsciente parece que no quiere avanzar… No es 2012, es 2013, y tampoco nos vamos a poner como Ángel Nieto en plan supersticiosos y escribir a diario 12+1, ¿o sí?
El caso es que además de ese reto (aprendernos la cifra y aceptar que un año más ha pasado), el hecho de que pasemos de año nos provoca marcarnos nuevos retos… ó no… porque en ocasiones nos damos cuenta de que siguen siendo los mismos año tras año… nosotros podemos hacernos más mayores pero alguno de nuestros propósitos no madura a la misma velocidad.
Os propongo que para este año os marqueis algún propósito nuevo, algo que realmente os motive, algo que os resulte retador y estimulante, sin perder de vista la realidad… (pero sin pasarnos).
Gracias Psicóloga Emocional he descubierto este vídeo que creo que nos viene “al pelo” a muchos de nosotros/as, y es que cuando nos viene a la cabeza el propósito de “ser felices” se nos hace un mundo, pensamos que es algo irrealista y que no es alcanzable. Sin embargo, lo que tenemos que plantearnos es descubrir qué es lo que nos hace felices, cuáles son esos pequeños detalles que hacen que salgamos con una sonrisa a la calle y/o que la mantengamos todo el día como niños/as.

Ayer fuí a ver “El Hobbit” y hay una frase que Gandalf le dice a Galadriel para justificar que Bilbo es el adecuado para la aventura, y es la siguiente:

—Mithrandir, ¿por qué el mediano?
—No lo sé. Saruman opina que sólo un gran poder puede contener el mal, pero eso no es lo que yo he aprendido. He aprendido que son los detalles cotidianos, los gestos de la gente corriente los que mantienen al mal a raya, los actos sencillos de amor. ¿Por qué Bilbo Bolsón? Tal vez porque tengo miedo y él me infunde coraje.
Todos nosotros tenemos a nuestro alrededor pequeños detalles, gente corriente, incluso nosotros mismos que sirven para infundir coraje, alentar a conseguir nuestros retos y porqué no … ser felices.
Creo que en alguna ocasión he compartido en el blog una de mis frases favoritas de Kung Fu Panda: 
“El pasado es historia, el futuro una incógnita y el presente un regalo, por eso se llama presente”.

Yo me pongo como objetivo ser feliz, fijarme en los pequeños detalles y disfrutar del día a día… porque el mañana… no sé que pasará mañana y he decidido no ser Scarlett O’Hara. He dicho.
El mañana ya veremos que será… como cantaba Doris Day en “El hombre que sabía demasiado”… 
Que Sera, Sera,
Whatever will be, will be
The future’s not ours, to see
Que Sera, Sera
What will be, will be.

¿La cantamos? 🙂

Doris Day Que Sera Sera .mp3
Download at rapidlibrary mp3 music
Rapid Library

¿Qué calidad de vida tienes? conoce algunos indicadores…

Me gustaría compartir con vosotr@s un texto que me ha llegado a través de mi padre… sólo os sugeriré lo siguiente… sentaros en un lugar tranquilo, poneros música tranquila y repasar este listado pensando en la frecuencia en la que nos identificamos con las siguientes reglas… Más allá del resultado y cuando tengáis vuestras respuestas… pensar en qué es lo que queréis cambiar y qué necesitáis para llevarlo a cabo. Estaréis más cerca de mejorar vuestra calidad de vida… 

El Instituto Francés de la Ansiedad y el Stress, en París, definió veinte reglas de vida que dicen los expertos que, si uno consigue asimilar diez, puede tener una buena calidad de vida.
1) HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo.Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes
2) APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.
3) PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.
4) CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.
5) OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.
6) DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia
7) PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas
8) SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.
9) INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y  pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.
10) EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.
11) SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.
12) COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.
13) ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.
14) CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.
15) NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo. 
16) COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.
17) La RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos
18) Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.
19) NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.
20) ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión….
..Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.
Piense… Reflexione… Practique… COMO PROLONGAR LA VIDA
¿Qué sentís al hacer el ejercicio? ¿Qué regla os ha resultado más dura? ¿En cuál de ellas estáis dispuest@s a realizar un cambio? 

¿Fracaso? no, paro para tomar carrerilla…

Hace poco puse este vídeo en twitter sobre el fracaso, y me hizo pensar en cómo en ocasiones los errores no sólo nos frenan en determinados momentos sino que en ocasiones hacen que no nos sintamos capaces de hacer determinadas cosas. 
Gracias a este vídeo y gracias al ejemplo de personajes más que conocidos nos podemos ver de alguna manera reflejados en sus historias.
Normalmente el mes de Enero es un mes de reflexión, un mes en el que nos marcamos nuestros objetivos para el nuevo año que comienza y que es posible que nos detengamos en analizar nuestros “errores” y/o fracasos del año anterior… 
Esto nos ha de servir para centrarnos no en lo que no podemos hacer, sino en lo que sí es posible, en lo que sí está en nuestras manos y en lo que desde luego podemos mejorar… sólo así encontraremos la motivación para superarnos y hacer que se cumplan nuestros objetivos.
Posiblemente a nuestro alrededor nos encontremos con gente que confíe en nosotros y nos apoye (algunos de forma no especialmente realista) y gente que hará lo contrario… no nos etiquetemos,… escuchemos a nuestro alrededor pero confiemos también en nuestro instinto… en nuestra intuición.
A continuación me gustaría compartir con vosotr@s un cuento de Leonardo Boff que hace una adaptación de la fábula del Águila y la Gallina. Dice así:
Era una vez un campesino que fue al bosque cercano a atrapar algún pájaro con el fin de tenerlo cautivo en su casa. Consiguió atrapar un aguilucho. Lo colocó en el gallinero junto a las gallinas. Creció como una gallina.
Después de cinco años, ese hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Al pasar por el jardín, dice el naturalista: “Ese pájaro que está ahí, no es una gallina. Es un águila.”
“De hecho”, dijo el hombre. “Es un águila. Pero yo la crié como gallina. Ya no es un águila. Es una gallina como las otras.
“No, respondió el naturalista”. Ella es y será siempre un águila. Pues tiene el corazón de un águila. Este corazón la hará un día volar a las alturas”.
“No, insistió el campesino. Ya se volvió gallina y jamás volará como águila”.
Entonces, decidieron, hacer una prueba. El naturalista tomó al águila, la elevó muy alto y, desafiándola, dijo: “Ya que de hecho eres un águila, ya que tú perteneces al cielo y no a la tierra, entonces, abre tusa alas y vuela!”
El águila se quedó, fija sobre el brazo extendido del naturalista. Miraba distraídamente a su alrededor. Vio a las gallinas allá abajo, comiendo granos. Y saltó junto a ellas.
El campesino comentó. “Yo lo dije, ella se transformo en una simple gallina”.
“No”, insistió de nuevo el naturalista, “Es un águila”. Y un águila, siempre será un águila. Vamos a experimentar nuevamente mañana.
Al día siguiente, al naturalista subió con el águila al techo de la casa. Le susurró: “Águila, ya que tú eres un águila, abre tus alas y vuela!”.
Pero cuando el águila vio allá abajo a las gallinas picoteando el suelo, saltó y fue a parar junto a ellas.
El campesino sonrió y volvió a la carga: “Ya le había dicho, se volvió gallina”.
“No”, respondió firmemente el naturalista. “Es águila y poseerá siempre un corazón de águila. Vamos a experimentar por última vez. Mañana la haré volar”.
Al día siguiente, el naturalista y el campesino se levantaron muy temprano. Tomaron el águila, la llevaron hasta lo alto de una montaña. El sol estaba saliendo y doraba los picos de las montañas.
El naturalista levantó el águila hacia lo alto y le ordenó: “Águila, ya que tú eres un águila, ya que tu perteneces al cielo y no a la tierra, abre tus alas y vuela”.
El águila miró alrededor. Temblaba, como si experimentara su nueva vida, pero no voló. Entonces, el naturalista la agarró firmemente en dirección al sol, de suerte que sus ojos se pudiesen llenar de claridad y conseguir las dimensiones del vasto horizonte.
Fue cuando ella abrió sus potentes alas. Se erguió soberana sobre sí misma. Y comenzó a volar a volar hacia lo alto y a volar cada vez más a las alturas. Voló. Y nunca más volvió.
Estamos hechos de un montón de posibilidades, pero hubo personas que nos hicieron pensar como gallinas. Y aun pensamos que efectivamente somos gallinas. Pero somos águilas.
Por eso, hermanos y hermanas, abran las alas y vuelen. Vuelen como las águilas. Jamás se contenten con los granos que les arrojen a los pies para picotearlos.”
¿Y vosotr@s? ¿os habéis mirado al espejo? ¿Y qué habéis visto, un águila o una gallina?

346/365 Y el Norte esta en…

Y el Norte esta en... by rutroncal
Y el Norte esta en…, a photo by rutroncal on Flickr.

El miércoles por la tarde tuvimos evento en la UPV; junto con Avant-ime convocamos una tarde dedicada a la productividad vista bajo el paraguas de Covey.
El ejercicio que veis en la foto, es un ejercicio muy gráfico de todo lo que significa productividad personal y es que sin un norte, sin un objetivo todo movimiento puede ser tanto válido como inútil, pues no determina hacia dónde nos vamos a dirigir.
La cuestión es que en ocasiones creemos que el objetivo está claro, bien sea dado por nuestra empresa/ organización, por que nos lo hayamos marcado nosotros,… y pensamos que es algo objetivo (valga la redundancia,…) que es algo que incluso lo ven todos de la misma manera…
Sin embargo, la cuestión, es que no sólo es importante el objetivo, sino lo que interpretamos cómo objetivo tanto nosotros, como los que supuestamente tienen que participar hacia su consecución… que en ocasiones pensamos que son cosas obvias y sin embargo las interpretaciones son muy dispares…
Covey nos plantea la productividad personal a través de 5 elecciones críticas:
1. ACTUAR EN LO IMPORTANTE. NO REACCIONAR ANTE LO URGENTE
2. IR A POR LO EXTRAORDINARIO. NO CONFORMARSE CON LO CORRIENTE
3. PLANIFICAR LAS GRANDES ROCAS. NO ORDENAR LAS PEQUEÑAS PIEDRAS
4. GESTIONAR LA TECNOLOGÍA. QUE NO TE GESTIONE ELLA
5. ALIMENTAR SU ENERGÍA. NO QUEMARSE
Para que podáis formar parte de lo que ocurrió esa tarde, el Storify de la jornada
Y si queréis saber más del curso

322/365 Vaso medio vacío o medio lleno?

Cuántas veces hemos oído esta expresión … como indicador del positivismo o negativismo por excelencia por parte de quien la dice ¿verdad?, pero el caso es que es cierta…, o por lo menos según nos expresamos, estamos reflejando como vemos el mundo. Según vemos el vaso tendemos a ver la vida, los problemas, las diferentes situaciones,…

Es curioso pero a lo largo de toda nuestra experiencia aprendemos que una limitación, conlleva unas cuantas más, y cuando nos plantean una limitación / una condición / una barrera,… en lugar de pensar en TODO lo que podemos hacer o NO está condicionado por esta limitación, nos bloqueamos pensando y/o buscando el resto de limitaciones y/o barreras que están “escondidas” porque asumimos que deben de haber más, y si éstas NO existen,… somos nosotr@s las que las creamos para darnos a nosotr@s mism@s la razón de que éra lógica nuestra búsqueda.

Estamos acostumbrados a pensar de forma negativa y a ver como “extraño”, “irrealista”, “inmaduro”, “inconsciente” a aquell@s que piensan en imposibles, que no se detienen en buscar las limitaciones sino van buscando los “huecos” para seguir caminando hacia sus objetivos.

¿Y ahora os pregunto? ¿Quién llega con mayor probabilidad a conseguir sus sueños? porque “la suerte” no puede ser la única respuesta.

284/365 Ratatouille

En un momento del paseo diario junto con el pelón, hemos tenido oportunidad de ver un pequeño ratoncillo que tranquilamente estaba royendo un dátil…. 
Cuando he querido acercarme para fotografiar el momento… el pequeño roedor ha sido asustado por el gruñido que le ha soltado mi pelón… así que con suerte he podido pillar el momento de la huida… jejeje
El caso, es que este pequeño roedor, me ha recordado a la película de Ratatouille y al lema del Chef Gusteau de “cualquiera puede cocinar”… bien, creo que este mismo lema puede aplicarse a cualquier ámbito de nuestra vida, pensando que la ilusión, pasión, esfuerzo y perseverancia pueden ser ingredientes suficientes y necesarios para lograrlo ¿no creéis?

Os dejo la crítica final de Antón Ego … y pensar en cuántas veces estamos siendo críticos de los que nos rodean o de nosotros mismos y cómo eso interviene en las consecuencias….

Para motivar a los demás, primero descúbrete a ti mismo

Siempre que se plantea el tema de la motivación, se parte desde el mismo enfoque: “Quiero motivar a mi equipo para que rinda más, sea más productivo y estén más a gusto”.
Muy bien, pero para conseguir esa meta, tengo que tener presente que antes de hacerme responsable de las inquietudes de mis colaboradores, he de ser consciente de las mías propias para poder comprender qué necesito yo y el proceso que me va a llevar a mantener ese esfuerzo (y así comprender a los demás) para lograr ese objetivo.
Muchas veces confundimos motivación con deseo. Deseos son los que nos marcamos a principio de año, es decir, aprender inglés, ir al gimnasio, dejar de fumar (el que fume…),… pero ¿cuánto tiempo me dura esta intención? ¿hasta el 15 de Enero?, ¿1 de Febrero?, ¿2 de Enero?… y cuando no lo logro pienso…. claro, es que no estoy motivado.
Hemos de pensar que para que algo me motive, ha de cubrir una necesidad, una necesidad que para mí sea lo suficientemente importante como para mantener el esfuerzo y pueda ser consistente en el tiempo.
Cuando tenemos un equipo que depende de nosotros, es fácil que comencemos con nuevas iniciativas, con muy buenas intenciones y con el fin de satisfacer a todo mi equipo, pero… ojo!!, hemos de ser conscientes de que siempre va a haber alguien que no le guste el cambio o la iniciativa que proponemos y hemos de ser fuertes para, si creemos en esa acción, perseverar y hacer que sea efectiva (seamos flexibles, pero constantes). El ser humano es resistente al cambio por naturaleza. Asumamoslo.
Por lo que para empezar, he de conocer qué se me da mejor, qué tengo que mejorar y a dónde me gustaría llegar y llevar a mi equipo. A partir de ahí, focalicemos nuestra atención en ellos.
Como mandos, tenemos dos obligaciones en cuanto a motivación de nuestros colaboradores, una motivarles como equipo, otra tenerlos motivados como personas, como individuos.
Por defecto, nos quedamos en la primera porque pensamos que la única herramienta de motivación para la segunda es la económica.
El dinero es un factor higiénico (teoría de Hertzberg), que me motiva una vez al mes (depende del salario… pero no dura muchos meses …), los factores propios del trabajo y de las relaciones en el mismo, me pueden motivar o desmotivar los 29 días restantes.
Hagamos un ejercicio y escribamos lo siguiente: ¿Qué más me gusta de mi trabajo? ¿Qué tendría que mejorar? y de ahí nos planteamos un objetivo a corto y otro a medio plazo.
Quizás, si hiciéramos estas preguntas a cada uno de nuestros colaboradores, tendríamos la información que necesitamos, y si no es suficiente,… seguimos buscando… como nos decían los yogures de DANONE.