287/365. Risas garantizadas

La risa puede ser la mejor medicina. Reír baja la tensión arterial, reduce las hormonas del estrés, aumenta la flexión muscular y activa funciones inmunes elevando las células T que luchan contra las infecciones, aumentando las proteínas que combaten las infecciones denominadas Gamma-interferón y las células B, productoras de anticuerpos. La risa produce liberación de endorfinas que combaten el dolor y producen una sensación de bienestar… osea que deberíamos reirnos más a menudo ¿no?
Nosotros el sábado fuimos a la bolera, reconozco que tan sólo había ido una vez más en mi vida, pero… bueno, era un plan diferente… y porqué no esperar algo positivo ¿no creéis? 
El caso, es que lo fue. Me reí un montón, liberé adrenalina además de las endorfinas (las bolas yo no pensaba que pesaran tanto…) y por un momento, entendí porqué Homer (sí, el de los Simpsons) sólo practicaba ese deporte… jajajaja
Por cierto… he encontrado un libro que parece interesante para todos los lectores del ámbito sanitario… o quizás también para todos los usuarios del mismo… Se llama El humor en relación con el paciente: una guía para profesionales de la salud.

… Tiempo de Risas …

Acabo de volver de Pontevedra, después de una semana de haber estado haciendo descripciones de puestos de perfiles mecánicos para seguir dando un curso de liderazgo para contramaestres del entorno industrial, y sinceramente… estoy agotada… espero el fin de semana con ganas y sobre todo con ganas de desconectar y de reirme.
Supongo que a todos nosotros nos pasa lo mismo, cuando después de una semana intensa tanto a nivel físico como a nivel emocional llega el Fin de Semana y necesitamos nuestro momento de asueto o incluso el poder practicar “risoterapia” a nuestra manera.
… Es el momento de quedar con amigos, de ver una película “aneuronal” o incluso jugar con nuestra mascota. Todo es proponérselo y utilizar estas situaciones tan de nuestro día para “echarnos” unas risas (incluso no puede pasar con los anuncios de la tele…. yo misma este anuncio de MIxta me sirve para reirme cada vez que lo veo…)
Si queremos practicar la risoterapia un poco más en serio, podemos empezar poniéndonos frente a un espejo, empezar y no estar preocupándonos de si nos miran o nos oyen, uno de los mejores sitios es el baño, donde podemos cerrar la puerta sin llamar la atención 🙂
Una vez allí, comenzamos a “poner caras”, gesticular, como si os estuvierais riendo, de forma sonora o sin llegar a soltar carcajadas, ir jugando con vuestra cara…. Cuando llevéis 5′ haciendo estos ejercicios… anímicamente estaremos un poco mejor.
La paradoja de las emociones es que podemos provocarlas a través de nuestros pensamientos y de nuestras conductas…. y quizás en estos momentos de cansancio… nos es más fácil gesticular una sonrisa… que visualizar una imagen positiva para tener el mismo resultado.
Ánimo y a reirse… que toca Fin de Semana.

http://www.youtube.com/get_player