Todos tenemos un "superpoder"

La verdad es que la “vuelta al cole” ha sido un poco más ajetreada de lo previsto, en cierto modo facilita a que rápidamente entres en la rutina y las vacaciones queden cada vez más lejos.
Esta semana ha sido un poco caótica, llena de proyectos nuevos, cursos para preparar con nuevos itinerarios pedagógicos, jornadas de sensibilización, etc… supongo que estos son parte de los motivos por los cuales esta semana he tenido un extraño sueño, y es que hace dos o tres noches soñé que tenía superpoderes, bueno más bien, un superpoder, pero a lo largo del sueño no lograba saber cuál era; el caso, es que más allá del contenido del sueño, que como suele pasar, los elementos que recuerdas son inconexos y a veces incoherentes (mis compis tuvieron oportunidad de reirse un rato …) he tratado de ir más allá de todo esto, y me ha ofrecido la siguiente interpretación del mismo: todos tenemos un superpoder, aunque en ocasiones tenemos nuestras dudas y nos invaden nuestras inseguridades. Es momento de desarrollar nuestra autoconfianza.
En los momentos en los que posiblemente más perdido estés, debido a la gran cantidad de trabajo, diferentes cosas que hacer, actividades heterogéneas, hitos consecutivos, etc… es todavía más importante el tener presente a tu “superpoder”, es decir, todos tenemos una habilidad especial, todos sabemos hacer algo donde nos sentimos seguros porque se nos da bien y nos puede servir como punto de apoyo para poder aferrarnos y frenar un posible hundimiento, canalizando nuestra energía de forma positiva.
Cuanta más carga de trabajo tengamos y más cosas diferentes tengamos que hacer, más posibilidades tenemos de perdernos en el camino, no sólo por el cansancio físico que nos supone sino porque acabamos agotados mental y emocionalmente debido al esfuerzo que estamos poniendo.
Así que como mensaje para el fin de semana… ¿tú tienes claro cuál es tu “superpoder”? ¿lo pones en práctica?… y… ¿a qué estás esperando?

"Welcome to the real World"

Vuelta al trabajo y vuelta al mundo 2.0!! Me he permitido tomar la frase que Morpheo le dice a Neo en Matrix para representar precisamente ese momento tan crucial en nuestras vidas como la vuelta de vacaciones…
Estamos en la primera semana hábil del mes de septiembre donde muchos de nosotros nos incorporamos al trabajo después de unos cuantos días de asueto estival.
Supongo que más de uno y más de dos, ya no en el primer día, sino en esos primeros días en los que el madrugar se hace casi una montaña y la jornada se hace larga; son esos días en los que tienes la opción de elegir:
– Pastilla Roja: me autosugestiono de lo bien que estaba de vacaciones y soy consciente de cada hora que pasa y lo que estaría haciendo a esas horas tan solo una semana antes…
– Pastilla Azul: asumo que estoy en el mundo real, que vuelvo a tener una actividad programada y trato de ponerme al día de forma progresiva…
Qué lástima no tener un Morpheo que nos diga y nos muestre que es lo que tenemos que hacer en esos primeras días y saque automáticamente todo lo necesario para poder desempeñar nuestro día a día… y poder elegir la pastilla Azul.
La clave: plantearnos objetivos progresivos, cumplir los pequeños hitos que nos vayamos marcando y sobre todo no nos agobiemos si nos encontramos cansados…. nuestro cuerpo y nuestra mente seguro que no tardan en acostumbrarse, a fin de cuentas… todos tenemos un tempo ya que todos no podemos ser “el elegido”.
Feliz vuelta al trabajo… aunque yo estoy encantada con que hoy sea viernes y empezar mi primer fin de semana después de.