Léeme!! Conóceme!! No te quedes en la portada

Un mes más, desde que comenzamos este Enero los martes primeros de cada mes es una cita obligada para encontrarnos con Iñaki González (@goroji), técnico de RRHH del Hospital de Calahorra y autor del blog “Sobrevivirrhhé”, casi reconocido mundialmente :).

En esta ocasión queríamos hacer algo diferente, algo en lo que pudiéramos aprovechar mi paso por Pamplona y con el que obtuviéramos algo más que irnos de Pintxos (que por otra parte siempre está fenomenal….)

De hecho comenzamos a pensar en el lugar donde Hemingway se inspiraba y aquí tenéis el resultado de nuestras “dotes” creativas… eso sí, risas no faltaron y cuando nos ponemos creativos… es lo más!!!

la foto 1 la foto 2

El caso es que dentro de esta creatividad, primero estuvo en una brainstorming (lluvia de ideas) de la foto que queríamos utilizar este mes. Como bien dice Iñaki, yo

siempre llevo unas cuantas fotos en el móvil y de esas elegimos una…, es verdad, yo propongo unas cuantas e Iñaki se decanta por la definitiva… jajaja

no te quedes en la portada

En esta ocasión fue la foto que aquí veis y que a nosotros nos sugirió unas cuantas cosas…

Pero, esta vez,… os las contamos … “de verdad” 🙂 esperamos que os gusten los vídeos que os hemos preparado.

Comienza Iñaki y aquí tenéis sus “noticas”… todo un crack!

Falsas apariencias.

¿Nos dejamos llevar por las falsas apariencias o sabemos diferenciar lo que tenemos delante sin engañarnos por la portada? Cuando compramos un libro, un CD o un DVD, ¿nos dejamos impresionar por la portada o intentamos indagar algo más antes de tomar una decisión?

Es fundamental en nuestro día a día saber reconocer a las personas de un primer vistazo, pero sin dejarnos engañar por señales externas, que pueden ser buscadas o provocadas por la persona para dejarnos una falsa impresión, o muchas veces ni siquiera eso, y no son conscientes de la imagen que están proyectando en nosotros.

¿Problema del emisor o del receptor de dicha imagen?

Querer aparentar.

En ocasiones somos nosotros mismos los que intentamos aparentar algo que no somos, bien por timidez, bien por inseguridad o bien porque de esa manera pensamos que podremos causar mejor impresión en esa entrevista de trabajo que tanto han peleado para poder optar a ella.

Pensamos que aparentando algo que no somos tendremos más posibilidades de llegar a nuestra meta sin darnos cuenta que, precisamente mostrando lo que realmente somos y demostrando nuestras capacidades, más allá de esa primera impresión, tendremos más cerca la meta que perseguimos.

Buscar en el interior.

Tenemos que aprender a buscar en el interior de las personas, no quedarnos en lo superficial… porque lo superficial es perecedero, y muchas veces, la mayoría, es algo premeditado, ensayado ante el espejo, una capa ficticia que nos ponemos para afrontar los problemas diarios.

Si somos capaces de llegar al fondo de las personas tendremos mucho ganado… y tendremos la certeza de que “compramos” sabiendo lo que compramos. Ya sea un libro, o ya sea una persona, sus capacidades, competencias y la garantía de que sabrá aplicarlas en nuestra organización.

Primera impresión.

Entonces, ¿la primera impresión es la que vale? ¿Podemos construir una buena primera impresión? ¿Podemos mejorar esa primera impresión si no fue todo lo buena que quisimos dar?

Por supuesto que sí. La primera impresión es fundamental, debemos estar preparados para dar la mejor de nuestras versiones en cada momento, por eso, si construimos nuestra mejor primera impresión sobre mentiras, tarde o temprano, nuestro castillo de naipes se derrumbará. Pero si esa “nuestra primera impresión” está construida en una base sólida de valores y creencias será más difícil que nos pillen en un renuncio.

Dicho lo cual…. os incluyo mi aportación… espero que os guste… (ya os anticipo que hablo bastante más!!!)

El tema musical de hoy es casi obligado, pero no por la Bella y la Bestia en sí, sino porque…. LA BELLEZA ESTÁ EN EL INTERIOR, así que anímate a descubrir la belleza interior de los demás, ¿no?

Que no te la den con queso

Bueno, bueno.. en esta ocasión despedimos Septiembre y rápidamente damos la bienvenida a Octubre y encima tenemos la suerte de que lo celebramos con un post #a4manos con nuestro queridisimo Iñaki.

postureo colaborativoLos primeros martes de mes tenemos como de costumbre nuestro post colaborativo con Iñaki González , Técnico de RRHH en Fundación Hospital de Calahorra y autor del blog Sobrevivirrhhé

Iñaki, ¿qué significa post colaborativo?

Con post colaborativo queremos decir eso, que colaboramos, que un poquito yo, un poquito tú, mira a ver estas fotos que te mando, pues esta sí, o esta no…

Y es que en esto del “Internet de las Cosas” se lleva mucho lo de colaborar, que en menos que canta un gallo ya te han abierto un gdoc para que aportes… pero también hay, y debemos saber detectarlo a tiempo, gente que parece que sí pero no, gente que te dice “yo te ayudo” pero ya puedes esperarles con los brazos cruzados que no hay tu tía… lo que vamos a llamar #postureo colaborativo.

Pero no sólo en el “Internet de las Cosas”, que en el mundo real, en ese día a día de nuestra ajetreada vida laboral también nos podemos encontrar con este tipo de situaciones.

Lo bueno del caso es que hay auténticos profesionales del actuar como si estuvieran tratando de ayudarte, que hasta te sabe mal luego el no agradecerles el “no” haberte ayudado y terminan saliendo en la lista autores, colaboradores, etc. etc.

Seguro que nuestra coach de referencia nos puede dar unas claves para evitar este tipo de situaciones…

Gracias Iñaki!! Pues sí, me encanta la definición de @goroji de #postureo colaborativo para todas aquellas personas o situaciones que simulan una ayuda… y con el pie que Iñaki ha hecho, lógicamente lo primero que me viene a la cabeza son aquellos ejemplos en los que seguro que tenemos delante un/a manipulador/a, o un “falso/a asertivo/a”

¿En qué normalmente se diferencian? En que una persona que “posturea”, normalmente no te dice lo que piensa hasta que no te ha “sonsacado” sutilmente lo que tu opinas en primer lugar (así puede decir / opinar/ argumentar lo que más le convenga), que normalmente sus peticiones no son peticiones sino sugerencias indirectas o preguntas sin determinar responsabilidades en primera persona, para que te tomes tú mismo/a la responsabilidad directamente, y no suelen utilizar las frases en positivo y de afirmación (yo creo, yo pienso, a mí me gusta…) sino de sugerencia velada o con preguntas indirectas (¿no crees que es lo mejor?, supongo que todo el mundo piensa lo mismo, yo que tú… etc)

Pero mi intención no sólo es reflexionar sobre los “falsos/as asertivos/as” o “postureos colaborativos” que nos encontramos, sino que aprendamos también a dirigirnos positivamente hacia los demás para que no caigamos en la manipulación inconsciente (más socialmente aceptada / usada de lo habitual).

Mi consejo es que empleemos las frases en primera persona, utilizar lenguaje en positivo y verbos de acción (no pensar en lo que no se puede, sino en lo que se puede hacer), y sobretodo dejar nuestras intenciones de forma transparente en cualquier situación.

La cuestión es no pensar en que la mayor parte de la gente nos va a engañar, sino todo lo contrario; porque si pensamos así, no nos estamos dando cuenta de que estamos interaccionando con nuestro entorno de forma que finalmente seamos engañados o casi víctimas de… y no sabremos nunca si esa fue su primera intención o nosotros creamos el espacio adecuado para que ese engaño se diera.

Para que exista confianza… lo primero es confiar.

Para lograr algo, lo primero es creer firmemente en que sí podemos.

Sobre todo si podemos contar unos con otros de forma sincera.

¿verdad Iñaki? 🙂