Lo que encontré bajo el sofá…

Conocí a Eloy (@Eloy_Moreno) hace ya muchos años en una formación, y ya antes de “conocerlo” tuve la ocasión de haberlo visto pocos días antes en la FNAC de Valencia, aunque sin saber que era él.la foto

Recuerdo que estaba alrededor de un stand de su libro (El boli de gel verde) y se iba presentando a todo aquel que pasaba para ir acercando su obra.

Me pareció curioso y original, lo reconozco, pero lo que más se me quedó grabado es su imagen alegre, dinámica e ilusionada promocionando un libro.

Evidentemente fue en la formación donde le compré el libro (unos cuantos fuimos los que le compramos, los demás… ya lo tenían), nos lo dedicó a todos.. y lo que es más importante. Cuando lo leí, me encantó.

Por aquel entonces, ya comentaba que tenía los trazos, las ideas de su segunda obra, pero que primero quería disfrutar, cuidar y acompañar a que esta primera se desarrollara bien.

No sé si será la misma, o será un argumento nuevo el de esta segunda obra, lo que sí puedo decir es que me ha encandilado mucho más que la primera si cabe y de hecho en menos de un día me la había acabado.

Me parece una historia tan realista que en ocasiones sientes escalogríos y tan sentida que notas a tu corazón palpitar por momentos.

Permite, bajo la trama de una historia de amor/desamor/deseo/pasión/cariño/costumbre, explicar la historia de una sociedad… la nuestra; y de cómo, poco a poco, te va diciendo a la cara, sin perder en ningún momento las formas ni la educación, que lo que nos está pasando… somos responsables en cierta medida. Somos complices de lo que ocurre en nuestra sociedad corrupta. Pone los pelos “como escarpias”.

Eso, combinado con retazos como fogonazos de historias paralelas, hace que tenga una magia especial. Es como si fueras andando por su novela y de vez en cuando, como de de una calle se tratara, te fueras acercando unos segundos por las vidas de las personas con las que te cruzas al caminar.

Hay historias entrelazadas, hay sucesos concatenados y momentos paralelos, escritos con la precisión de una pluma y la delicadeza y suavidad de una acuarela.

Es una novela que no deja de sorprenderte, que con el escenario de Toledo va entrelazando las historias como si estuviera tejiendo, haciendote sentir cada nudo, cada color, cada textura.

Me han dado muchas ganas de visitar Toledo, contratar una guía nocturna a las 21,00h y buscar por la ciudad encantada las pistas de cada historia.

Eloy, gracias por seguir escribiendo. ¿Para cuando la siguiente?

There is always hope

there-is-always-hopeEsta mañana como muchas mañanas me he dispuesto a escuchar Kiss FM mientras hacía cosas por casa. La cuestión es que hacia las 13,30h ha llamado un chico, David, de Valencia que como en más de una ocasión en la radio llama para dedicar una canción. La cuestión es que este chico de 15 años no quería dedicar la canción a nadie en concreto, sino a todos los adultos que trabajando o en paro están sosteniendo al mundo para tratar de resistir a la situación socioeconómica que nos rodea (me niego a utilizar la famosa palabra :)). Con 15 años daba un mensaje de esperanza a todo aquel que escuchara y dedicaba la canción de “Always” de Bon Jovi para que no se rindan, que gracias a todos debemos de resistir y ser capaces de ir hacia el futuro. Personalmente de la canción (que me encanta) me quedo con el último par de frases:

We can pack up our old dreams, and our old lives,
We’ll find a place, where the sun still shines

“Podemos olvidar nuestros viejos sueńos y nuestras viejas vidas,
Vamos a encontrar un lugar, donde el sol brille todavía.”

El caso es que esta situación me ha hecho pensar, y es que en todos los sitios estamos hartos de escuchar que estamos faltos de “confianza”, a todos los niveles… pero… ¿y si en lugar de confianza estamos faltos de esperanza? ¿no es esto mucho más grave? ¿no es causa más que justificada para “ponernos las pilas”? ¿podríamos dejar de pensar en el “porqué” y pensar en el “para qué”? Hemos de pensar en verbos de acción y ponernos a pensar en el qué vamos a hacer, cuál va a ser nuestro siguiente paso.

Me encantaría compartir con todos/as vosotros/as una reflexión de Paulo Coelho de la que seguro que sacamos, ¿porqué no? algo de esperanza.

Todos hemos pasado muchos días,
o semanas enteras,
sin recibir ningún gesto de cariño del prójimo.

Son momentos difíciles,
cuando el calor humano desaparece,
y la vida se reduce
a un arduo esfuerzo por sobrevivir.

En esos momentos en que el fuego ajeno
no le da calor a nuestra alma,
debemos revisar nuestro propio hogar.

Debemos agregarle más leña y
tratar de iluminar la sala oscura
en la que nuestra vida se transformó.

Cuando escuchemos que nuestro fuego crepita,
que la madera cruje,
que las brasas brillan
o las historias que las llamas cuentan,
la esperanza nos será devuelta.

Si somos capaces de amar,
también seremos capaces de ser amados.
No es más que cuestión de tiempo…

Paulo Coelho

Y para terminar, una canción de Paul McCartney que creo que para mi resume mi reflexión de hoy: Hope of Deliverance.

https://www.youtube.com/watch?v=5vy66mJz7ow

Y ahora ¿qué pensais al respecto? yo personalmente me quedo con la frase de Aragorn el “Las dos torres” antes de la batalla, cuando todo parece que está perdido… y es que “There’s always hope” (Siempre hay esperanza)

Tú puedes… depende de tí

Comenzamos con 4 palabras en inglés, 4 acrónimos en realidad… IMAGE, SPARK, SHINE y SERVE.

“Look at the mirror, and see your image, you could see all that i see. You have a shining spark, and you have a purpose, you must to serve it. It’s your duty. It’s your key.” (mi libre enmarcación de los acrónimos).

Seguro que más de uno/a se ha leído o ha oido hablar del libro “El monje que vendió su ferrari”. Bueno, pues su autor Robin Sharma escribió otro título,“El líder que no tenía cargo” un libro muy interesante que trata de cómo aprender de tu pasado, de cómo ser capaz de transmitir con el sólo hecho de disfrutar tu trabajo y cómo convertirte en una inspiración de tu entorno.

Según mi punto de vista es mucho más potente y revelador (el anterior me recuerda bastante al libro de los “7 hábitos de las personas altamente efectivas de S. Covey pero en versión novelada).

El libro nos hace reflexionar sobre 4 principios:

“No hace falta tener un cargo para ser líder”.

– “Las épocas turbulentas crean grandes líderes”.

“Cuanto más profundas sean tus relaciones más fuerte será tu liderazgo”.

– “Para ser un gran líder, primero hay que ser una gran persona”.

Además, los acrónimos revelan mucho más de lo que parece.

I-nnovación, M-aestría, A-utenticidad, G-ran Valor, É-tica, aspectos necesarios para un líder, ser innovador, buscar la mejora contínua, hacer tu trabajo lo mejor posible, ser auténtico/a, honesto/a y demostrar valor para superar las dificultades y perseverar, además de ser íntegro/a… esto como ejemplo de lo que significa cada acrónimo.

S-inceridad, P-riorizar, la A-dversidad crea oportunidad, R-esponder y no reaccionar, K-udos

S-aber percibir, H-acer ejercicio, I-nspiración, N-utrir los lazos familiares, E-levar tu estilo de vida

S-er servicial, E-scuchar, R-elacionarse, V-alorar la diversión, E-stimar y cuidar

De hecho, el libro está lleno de acrónimos… todo para que logremos ser LSC (líder sin cargo) y seamos PUMM (primer, único, más y mejor).

El libro es el recorrido de un bibliotecario, que acompañado de un amigo de su fallecido padre visita 4 maestros que comparten con él sus enseñanzas como si de pequeños “yoda” se tratara. Maestros diferentes a lo que nos podemos imaginar como un “gran líder” como directivo/a de una compañía. Sus maestros son una camarera de hotel, un vendedor de una tienda de deportes, un jardinero y un masajista….

Lo interesante es que cada uno de los apartados del libro tiene ejercicios y recomendaciones para que hagamos mientras acompañamos a Blake, nuestro bibliotecario.

Me encanta también como acaba, con las 7 claves fundamentales del liderazgo personal:

1) Aprendizaje.- lee libros que te inspiren, que te fortalezcan y refuercen la idea de lo que quieres ser y hacia dónde quieres llegar.

2) Afirmaciones.- Importante el lenguaje y el pensamiento positivo, es una de las mejores maneras de hacer frente a nuestras creencias limitadoras: Repetir afirmaciones positivas sobre lo que queremos ser y los logros que queremos alcanzar.

3) Visualización.- Es una de las técnicas más potentes de entrenamiento a nuestro cerebro. Nuestra mente no diferencia entre lo vivido y lo imaginado y el hecho de que visualicemos nuestro éxito no sólo nos sirve de preparación sino además nos hace que cada visualización nos convenza cada vez más de que somos capaces de lograrlo.

4) El diario.- Un método para organizar nuestros pensamientos y hacer que se hagan más claros en nuestra mente es escribirlos. Escribir es profundizar sobre lo que nos preocupa y hace que podamos trabajar mucho mejor sobre las “grandes ideas” que cruzan nuestra mente a lo largo del día. Lleva una libreta que te sirva para apuntar tus pensamientos, te ayudará a concentrar tus esfuerzos.

5) Fijación de objetivos.- Ya lo decía Séneca “No hay viento favorable para el que no sabe donde navega”. Tus objetivos son fundamentales, y es importante que de la visualización de tu meta final seas capaz de ir ligando objetivo tras objetivo desde el lugar donde partes para asegurarte el éxito. Sin objetivos no podemos avanzar.

6) Ejercicio.- El ejercicio físico nos hace sentirnos mejor con nuestro cuerpo. Con el estrés nos movemos menos, vamos a un ritmo acelerado y si vamos con el coche a todas partes tratamos de aparcar en la puerta evitando hacer ejercicio. Debemos andar, hacer ejercicio y acostumbrar a nuestro cuerpo al movimiento.

7) Nutrición.- Seguro que hemos oido la frase de “somos lo que comemos”… igual es algo exagerado, pero no. Debemos de cuidar nuestra alimentación. En función de lo que comamos tendremos más o menos energía, se reflejará en nuestra capacidad de concentración, vitalidad e incluso se verá en nuestro aspecto físico. Si comemos bien nos sentiremos bien y seremos más productivos/as en todas las áreas de nuestra vida.

Recordemos

“La forma más común de renunciar a nuestro poder es creer que no lo tenemos” Alice Walker.

“Es la creencia en lo heróico lo que crea al héroe”. Benjamin Disrae.

¿Y ahora? ¿te ves como un LSC?

Qué Horroroscopo, Dios mío que horroroscopo…

Creamos en el horóscopo, o no, es difícil que a lo largo de nuestra vida no haya habido algún momento en el que hayamos leido atentamente nuestro horóscopo, el de nuestros/as amigoshoróscopo/as, etc.

El caso es que en los momentos de nuestra vida en los que sentimos que tenemos menor control o tenemos mayor incertidumbre sobre lo que va a pasar, mucha gente recurre a aquello que creemos que pensamos que nos da el apoyo / soporte / seguridad que nos falta. Como cuando contamos algo a un amigo/a y lo único que queremos es que nos diga “todo va a ir bien”, como si fuera una predicción exacta de lo que será el futuro más cercano.

Esta semana me he terminado de leer el libro: “Postdata: Te quiero” (Cecelia Ahern), ya había visto la película y como siempre, a pesar de que la peli me gustó, el libro es mucho mejor, el título puede dar la impresión de ser un libro ñoño y romanticón, pero nada de eso, es un libro que trata cuestiones como el duelo, el amor, la amistad, el humor,… y que durante toda la lectura estás navegando en un mar de risas y lágrimas. La cuestión (y el porqué de esta entrada) es que hay un trocito del libro en el que la protagonista (que trabaja para una revista) recibe la invitación a una reunión de “Astrología”, comenzando la misma de la siguiente manera:

Holly soltó el maletín sintiéndose estúpida y siguió a Alice hasta la sala de juntas, donde el resto del personal aguardaba sentado.
-Atención todos, ésta es la primera reunión de astrología a la que acude Holly, así que demoslé la bienvenida -anunció Alice.
Holly tomó asiento mientras los demás aplaudían en broma la incorporación de un nuevo miembro a la mesa. Chris se dirigió a Holly:
-Holly, sólo quiero que sepas que no tengo absolutamente nada que ver con esta tontería y me disculpo de antemano porque te veas envuelta en ella. -Corta el rollo, Chris.
Tracey hizo un ademán a su jefe y, provista de un bloc de notas y un bolígrafo, se sentó a la cabecera de la mesa.
-Muy bien, ¿quién quiere empezar este mes? -Empecemos por Holly erijo Alice con generosidad. Holly miró alrededor, desconcertada.
-Pero Holly no tiene idea de lo que estamos haciendo. -Veamos, ¿cuál es tu signo del zodiaco?
-Tauro -contestó Holly.
Todos se deshicieron en exclamaciones y Chris apoyó la cabeza en las manos fingiendo que no se divertía.
-Fantástico -dijo Tracey muy contenta-. Nunca habíamos tenido un Tauro hasta ahora. Bien, ¿estás casada o sales con alguien o vives sola?
Holly se sonrojó al ver que Brian le guiñaba el ojo y que Chris le sonreía alentadoramente. Su jefe era el único de la mesa que sabía lo de Gerry. De pronto reparó en que era la primera vez que tenía que responder a aquella pregunta desde que Gerry había muerto y se sintió un tanto insegura.
-Bueno… no, en realidad no salgo con nadie, pero…
-Perfecto -dijo Tracey, comenzando a escribir-. Este mes Tauro deberá buscar a alguien alto, moreno y guapo y… -Se encogió de hombros y levantó la vista-. ¿Alguna idea?
-Porque tendrá un gran impacto sobre su futuro -terció Alice.
Brian volvió a guiñarle el ojo. Obviamente le divertía que él también fuese alto y moreno, y obviamente estaba ciego si creía que era guapo. Holly se estremeció y desvió la mirada.
-Bien, la cuestión profesional es fácil -prosiguió Tracey-. Tauro estará ocupada y satisfecha con la cantidad de trabajo que se le avecina. El día de la suerte será… -Lo pensó un momento-. Un martes, y, el color de la suerte… el azul -decidió tras fijarse en el color de la blusa de Holly-. ¿Quién es el siguiente?
-Espera un momento -interrumpió Holly-. ¿Esto es mi horóscopo para el próximo mes? -preguntó impresionada. Todos los presentes se echaron a reir.

La cuestión es que este trocito y lo que continúa me hizo reir bastante, porque a pesar de saber de dónde salían los comentarios del Horóscopo, aún trataban algunos personajes del libro dar explicación a las “predicciones” en el mes.

Y es curiosa la llamada también “la ley de la atracción” que tanto ha dado que hablar el libro de “El Secreto” (es lo que también se llama en psicología como la “Profecía autocumplida”), pudiendo resumir a la misma en Te conviertes en lo que piensas, por lo que hemos de saber que en cierta manera podemos ser responsables de nuestro futuro. Lógicamente nuestro pensamiento y nuestro convencimiento sobre lo que va a pasar puede ser influenciado por el horóscopo, por las creencias positivas o negativas de cómo va a ser mi día, etc.

Esto ocurre también con los amuletos, el pensar que para ir a una entrevista / reunión hemos de ir vestidos con una determinada camisa / color, el seguir ciertos pasos a modo de ritual antes de salir de casa… todo está en nuestra cabeza, chinito de la suertesomos nosotros los que nos dictamos el camino hacia una percepción de éxito o fracaso (no hemos de recordar que no existen los terminos absolutos ¿verdad?). Incluso las modas nos condicionan para esto, ¿recordais los chinitos de la suerte?

Seamos nuestros propios chinitos de la suerte y busquemos el éxito dentro de nosotros, a fin de cuentas:

Todo lo que llega a tu vida tú lo atraes a ella, es atraído hacia tu vida en virtud de las imágenes que mantienes en tu mente. Pensamiento = Atracción. El Secreto

80/365 50 sombras mas oscuras…

50 sombras mas oscuras... by rutroncal
50 sombras mas oscuras…, a photo by rutroncal on Flickr.

Vaya!! sorprendida me hallo… y es que he de reconocer que esta trilogía tan hartamente comentada en todos los medios… me tiene enganchada.

Es cierto, es un novela porno-soft, pero puede que por defecto profesional o puede que para justificar mi ávido interés lector reconozco en el libro una historia más profunda…

Él adoptado, rico y sin tapujos… sí, pero también con una infancia que hace que tenga una serie de traumas muy marcados.

Ella inocente, con baja autoestima y con una infancia relativamente feliz.

No cuento nada más porque lo mejor es cuando ellos escriben su historia juntos.